• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

3 personas buscaban un tesoro y quedaron enterradas

Fueron contratados en Paraguay porque tienen como oficio la búsqueda de objetos enterrados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres personas quedaron sepultadas en un profundo pozo en una zona rural de Paraguay mientras buscaban un supuesto tesoro enterrado, informó este lunes la policía, que intenta rescatarlos con una excavadora.

Los tres hombres paraguayos quedaron atrapados tras el desmoronamiento del pozo de cerca de 40 metros de profundidad, donde trabajaban desde hacía tres años con la esperanza de encontrar un tesoro oculto, dijo el comisario Luis Irrazabal, de Areguá, a 25 kilómetros de Asunción.

La búsqueda del tesoro se realizaba en una propiedad rural privada ubicada sobre la calle de Las Palmas, en el barrio San Miguel de la Compañía Caacupemí.

El suceso ocurrió el domingo en la mañana y desde entonces las autoridades se afanan por rescatar a los tres trabajadores, que estaban a unos 25 metros de profundidad cuando la estructura cedió.

"Tenemos esperanza de encontrarlos con vida, son gente que se dedica regularmente a buscar tesoros escondidos, y que suelen prepararse con tanques de oxígeno y otros elementos para estar bajo tierra mucho tiempo", añadió Irrazabal.

Según el comisario, "no se ha podido tener contacto" con los trabajadores y los bomberos optaron porque el rescate se haga con una retroexcavadora ante el riesgo de otro desmoronamiento.

El equipo de rescate hizo una limpieza de la superficie del pozo y continuará con las labores hasta encontrar a las personas, según la fuente.

Irrazabal añadió que los desaparecidos fueron contratados por el dueño de la propiedad porque se dedican a la labor  como oficio. "como mucha otra gente en el país. Todos buscan los tesoros escondidos", añadió.

En Paraguay existe el mito conocido como "plata yvyguy" (plata bajo tierra en guaraní), que parece haber nacido después de la Guerra contra la Triple Alianza (1864-1870), cuando Argentina, Brasil y Uruguay se aliaron contra el país.

La leyenda cuenta que el presidente de entonces, Francisco Solano López, y otros colaboradores enterraron oro y plata en el lugar para evitar el saqueo de los ejércitos invasores.