• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Papa: De joven fui portero de discoteca

El pontífice habló también de la nulidad del matrimonio y que debe ser armonizada con las situaciones de la Iglesia y la sociedad / EFE

El papa Francisco I / EFE

El Sumo Pontífice Francisco I aseguró que ese trabajo le ayudo para conseguir acercar a la gente de nuevo a la Iglesia Católica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco ha revelado que de joven trabajó como portero de discoteca y que ese trabajo le sirvió para, tiempo después, conseguir acercar a la gente de nuevo a la Iglesia Católica.

Según el diario vaticano "L'Osservatore Romano", el pontífice, del que se sabía que había limpiado suelos y trabajado en un laboratorio científico, hizo esta confesión en una conversación con algunos feligreses, durante su visita este domingo a la parroquia de San Cirilo Alejandrino en las afueras de Roma.

En una de sus conversaciones espontáneas, Francisco comentó, para sorpresa de sus interlocutores, que fue portero en un local y que ese trabajo, en el que tuvo que interactuar con mucha gente de distinto tipo, le llevó más tarde a saber cómo hacer para que las personas se sintieran llamadas a volver a la Iglesia.

El pontífice argentino contestó a varias preguntas que le plantearon los fieles presentes en la parroquia, a quienes Francisco dijo que siempre "hay que estar listo para dar una explicación a alguien que pide una razón a tu esperanza".

El Papa aseveró además que la "hipocresía es un pecado grave", sobre todo a la hora de conseguir credibilidad para hacer que el número de fieles crezca, y explicó que rezó ante la tumba de San Francisco de Asís el pasado 4 de octubre pidiendo "el don de la sencillez" para él y la Iglesia Católica.

Entre los consejos que el pontífice dio a los parroquianos figura además el de ser un buen ejemplo para los demás, más allá de ser amable y bueno, así como no hablar mal de nadie, para evitar los "chascarrillos" que destruyen amistades y demás relaciones personales.

El papa Bergoglio invitó también a los fieles a que recen por los sacerdotes que a veces se enfadan, pero tienen que saber encontrar las fuerzas para continuar por el camino de la bondad y la paciencia.