• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El papa defiende la variedad durante misa en Estambul

El papa Francisco conversó con el mufti Rahmi Yaran | Foto EFE

El papa Francisco conversó con el mufti Rahmi Yaran | Foto EFE

En la celebración el pontífice inclinó la cabeza y unió sus manos por dos minutos a las del mufti de la ciudad, Rahmi Yaran

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco comenzó su visita a Estambul, segunda etapa de su viaje a Turquía, con una adoración silenciosa a Dios en la mezquita Azul de la ciudad, una acción que recuerda una actitud similar de su predecesor, Benedicto XVI.

La mezquita, construida en parte de lo que fue el Palacio de Constantinopla, fue el escenario elegido por el papa Jorge Bergoglio para vivir un momento que previamente había sido descrito como una meditación o recogimiento.

Francisco, que se descalzó en la mezquita, estuvo junto al mufti de la ciudad, Rahmi Yaran. El pontífice inclinó la cabeza y unió sus manos con las del clérigo en una actitud que recordaba a la de su predecesor, el papa emérito Benedicto XVI, que la visitó en 2006.

El gesto de ambos duró cerca de dos minutos y el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que el comportamiento de Francisco fue idéntico al que  vivió en el mismo lugar hace ocho años el papa alemán.

Francisco defendió la variedad de la Iglesia y pidió abandonar los particularismos y exclusivismos que provocan la división. Su viaje ha estado caracterizado por señales hacia otras iglesias cristianas no católicas, y aseveró que la diversidad nunca crea conflicto.

La homilía del papa estuvo dedicada al Espíritu Santo.

“Toda la vida y la misión de la Iglesia dependen del Espíritu Santo; él realiza todas las cosas”, dijo Bergoglio a los fieles. “El Espíritu Santo hace la unidad de la Iglesia: unidad en la fe, unidad en la caridad, unidad en la cohesión interior. La Iglesia y las iglesias están llamadas a dejarse guiar por el Espíritu Santo, adoptando una actitud de apertura, docilidad y obediencia”, agregó el papa.