• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El papa Francisco recomienda "prudencia" a los jueces

El Papa Francisco | AP

El Papa Francisco | AP

Según el pontífice, un juez debe poseer "cualidades intelectuales, psicológicas y morales que den garantía de fiabilidad para una función tan importante"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco afirmó hoy que los jueces deben tener la prudencia como principal cualidad para evitar "visiones personales" o "convicciones ideológicas".

Así lo afirmó al recibir hoy en audiencia en Vaticano a los miembros del Consejo Superior de la Magistratura italiana.

En su discurso, el Papa se detuvo sobre todo en el "aspecto ético" de la labor de los magistrados.

El Papa observó que en cada país existen normas jurídicas "que tienen por objeto proteger la libertad y la independencia del magistrado, para que se den las garantías necesarias para cumplir con su importante y delicada labor".

Y por ello, agregó, esto pone a los magistrados "en un lugar destacado, para responder adecuadamente al cargo que la sociedad les ha confiado y para mantener imparcialidad y discernir con objetividad y prudencia".

Francisco destacó cómo "del juez dependen decisiones que no sólo afectan a los derechos y a los bienes de los ciudadanos, sino que se refieren a su propia existencia".

Según el pontífice, un juez debe poseer "cualidades intelectuales, psicológicas y morales que den garantía de fiabilidad para una función tan importante".

Pero entre estas cualidades, Francisco destacó que la más importante es la prudencia.

"Si se tiene prudencia se posee un elevado equilibrio interior capaz de dominar las presiones que llegan del propio carácter, de las visiones personal o de las convicciones ideológicas".

Al dirigirse a los magistrados italianos, les instó a esforzarse para "ser un ejemplo de integridad moral para toda la sociedad".

En este contexto, destacó la figura de Vittorio Bachelet, dirigente de Acción Católica y presidente del Consejo Superior de la Magistratura y que falleció en 1980 en un atentado durante los llamados "años de plomo" en Italia.

Asimismo recordó también a Rosario Livatino, quien fue asesinado en 1990 por la llamada Stidda, una mafia siciliana, y que actualmente está en proceso de beatificación.

El Papa dijo sobre ellos que "fueron testigos ejemplares del estilo de los fieles laicos cristianos, leales a las instituciones, abiertos al diálogo, firmes y valientes en la defensa de la justicia y la dignidad de la persona humana".

La mención del Papa al juez asesinado por la mafia llega algunos días antes de su visita el próximo domingo a Cassano allo Jonio, una pequeña localidad de la región de Calabria, en el sur de Italia, donde la mafia local, la Ndranghetta, asesinó el pasado enero junto con su abuelo a Nicola Campolongo, un niño de 3 años, lo que causó una gran conmoción en todo el país.