• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El papa Francisco inició su viaje más largo

El papa Francisco llegó ayer a La Habana

El papa Francisco llegó ayer a La Habana / EFE

El pontífice visitará Estados Unidos y Cuba, antiguos archienemigos de la Guerra Fría, a los que ayudó a lograr un histórico acercamiento en diciembre del año pasado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco llegó a La Habana, primera etapa del décimo viaje internacional de su pontificado y con el que visitará Cuba y Estados Unidos, dos países en pleno proceso de deshielo en sus relaciones bilaterales.

Este será el viaje más largo del papa, una gira de 10 días que lo llevará a Cuba y Estados Unidos, su primera visita a los dos antiguos archienemigos de la Guerra Fría, luego de que ayudó a impulsar su histórico acercamiento. El pontífice dará una muestra de solidaridad con los cubanos y dejará en claro que los hispanos en Estados Unidos son la base de la Iglesia Católica en ese país.

La visita tendrá varias efemérides para el primer papa latinoamericano de la historia: Francisco se convertirá en el primer pontífice en hablar ante el Congreso de Estados Unidos y en proclamar al primer santo en suelo estadounidense cuando canonice al controvertido misionero español Junípero Serra.

También seguirá los pasos de sus predecesores y se convertirá en el tercer papa en visitar Cuba en los últimos 17 años: un récord notable para cualquier país y mucho más para uno que tiene una comunidad de fieles católicos muy pequeña. Y, al igual que tres de sus antecesores, hablará ante las Naciones Unidas para impulsar su agenda sobre migración, medio ambiente y la persecución religiosa mientras lo escucha más de un centenar de líderes mundiales.

El papa, un jesuita argentino de 78 años de edad, navegará en aguas desconocidas en gran medida para él, pues no ha visitado ninguno de los dos países y confesó que Estados Unidos le era tan desconocido que iba a pasar el verano leyendo sobre él. Sus índices de popularidad en esa nación son altos, pero también se ha ganado detractores, en especial entre los conservadores por sus críticas a los excesos del capitalismo.

Ese mensaje le ha encantado al presidente cubano Raúl Castro, quien a principios de este año se comprometió a que si Francisco mantiene esa línea, él volvería a la Iglesia Católica.

Pero el papa también ha criticado la revolución socialista –y atea– de Cuba por considerar que les niega a los individuos su “dignidad trascendente”.

Diplomacia en privado

La visita comenzó ayer en La Habana, donde Francisco será recibido como una especie de héroe para los cubanos que atinadamente le dan el crédito de haber ayudado a restablecer las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba en diciembre de 2014, tras un llamado personal a los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

A pesar del impulso diplomático de las relaciones, un colaborador cercano al papa en el Vaticano, Guzmán Carriquiry, dijo que el objetivo fundamental de la visita de Francisco a Cuba es pastoral, no político.

“El motivo del viaje es reafirmar la fe católica de los cubanos y darle ánimo a una Iglesia que ha sufrido en las últimas décadas”.

Eso no quiere decir que no habrá política en la agenda: simplemente se llevará a cabo a puerta cerrada. La visita a Estados Unidos, planeada bastante antes de que se le añadiera la escala en Cuba, será notable por el hecho de que Francisco le está prestando mucha atención al papel de los hispanos, que representan aproximadamente 38% de los católicos adultos en territorio estadounidense.

Francisco pronunciará la gran mayoría de sus discursos en su español natal.

Cardenal de tres pontífices

El cardenal Jaime Ortega, máxima autoridad católica en Cuba, tendrá el privilegio de haber recibido en su país la visita de tres papas consecutivos con la llegada de Francisco, además de lograr una mención en la historia por su papel en los contactos para el deshielo con Estados Unidos.

Ortega, máximo representante de la Iglesia Católica en la isla, ha estado detrás de importantes procesos como interlocutor ante las autoridades: el diálogo con la diáspora, la reconciliación entre cubanos dentro y fuera del país, además de la devolución de un centenar de inmuebles expropiados por la revolución, y la intercesión para la liberación de presos de conciencia.

El dato

En La Habana. La presidente de Argentina, Cristina Fernández, llegó a Cuba para una visita oficial a la isla y asistir a la multitudinaria misa que el papa Francisco oficiará hoy en La Habana y regresar hoy mismo a Buenos Aires. Durante su estancia en Cuba, la cuarta que realiza como mandataria a la isla, Fernández se reunirá con el presidente Raúl Castro, informaron medios oficiales cubanos.