• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Los palestinos indiferentes ante unas elecciones de las que no esperan nada

Unas 5.000 personas atestaron la plaza frente a la sede del gobierno de Abás en Cisjordania/ AFP

Unas 5.000 personas atestaron la plaza frente a la sede del gobierno de Abás en Cisjordania/ AFP

La mayor parte de los palestinos han perdido la fe en que pueda haber un proceso de paz con los israelíes que acabe con la ocupación y les lleve a lograr su tan ansiada independencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de haber obtenido el reconocimiento de la ONU como Estado observador, los palestinos siguen con indiferencia las elecciones generales en Israel, en la creencia de que el gobierno que salga de las urnas no cambiará su situación.

La mayor parte de los palestinos han perdido la fe en que pueda haber un proceso de paz con los israelíes que acabe con la ocupación y les lleve a lograr su tan ansiada independencia, por lo que las elecciones del país vecino generan más apatía que expectación.

"Para mi, todos los líderes israelíes son iguales, tanto la izquierda como la derecha. Todos están contra los palestinos. Desde la creación de Israel lo único que hacen es detener y matar palestinos. Me da igual quién salga elegido", declaró a Efe Zaid Mohamed, propietario de una tienda de verduras en Ramala.

Su opinión se repite, con diferentes palabras, en la calle palestina, tomada por el pesimismo y que mira con hastío y desafecto un proceso electoral en el que la cuestión palestina está prácticamente ausente del debate.

"Es bastante preocupante que, siendo Israel una potencia ocupante sobre casi 4 millones de personas, para su ciudadano medio Palestina no sea un tema relevante en estas elecciones", opina Xavier Abu Eid, portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

A su entender, esto "simplemente demuestra que la ocupación corrompe".

Abu Eid considera que "con la excepción de un primer ministro que fue asesinado (Isaac Rabín), todo el resto de los gobiernos israelíes han llevado a cabo el mismo programa de colonización", motivo por el que la población palestina "no ve diferencias entre las distintas opciones" que se presentan a los comicios legislativos del próximo día 22.

El hecho de que todas las encuestas den como vencedor al derechista Likud-Beitenu -formado por el actual primer ministro, Benjamín Netanyahu, y su socio de gobierno, Avigdor Lieberman- es otro de los factores que espolea el desinterés y, también, la falta de ilusión de que haya perspectivas de cambio.

"La política israelí va hacia la extrema derecha y, por tanto, no hay ninguna esperanza para nuestro futuro. Me dan igual estas elecciones, todos son lo mismo. Lieberman y Netanyahu saldrán victoriosos. No habrá ningún cambio positivo", se lamenta Ali Nader, un joyero de Ramala.

Según él, los políticos israelíes "están interesados solo en dos cosas: en su economía y en acabar con Irán. No les interesa el conflicto árabe-israelí", una política que "refleja los intereses de EEUU en la región".

Al poco entusiasmo que genera la perspectiva de una probable continuidad de Netanyahu al frente del Ejecutivo israelí, se suma la pérdida de fe palestina en la izquierda israelí, habitualmente más partidaria de lograr un acuerdo de paz y poner fin a la ocupación de los territorios palestinos.

"Siempre pensamos que la izquierda israelí era mejor que la derecha, pero Barak rompió los huesos de los palestinos y Rabín también. Ya no espero nada de la izquierda israelí. Netanyahu no quiere la paz, pero la izquierda tampoco. Mira a las campañas electorales: casi no mencionan Palestina, somos irrelevantes para ellos", afirma Anine Ayash, empresaria de Ramala de 38 años.

Su opinión es compartida por Tony Shahan, vendedor de especias de 61 años, que cree que "tanto la izquierda como la derecha expresan la visión de Lieberman. Es el único honesto porque dice lo que piensa: es un racista y quiere expulsar a los palestinos de Palestina. Esa es la verdadera política de Israel".

Samih Hmoudeh, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Birzeit, opina que "la experiencia ha demostrado a los palestinos que los políticos israelíes tienen diferencias sobre asuntos internos, pero no sobre la cuestión palestina. Ninguno quiere dar sus derechos a los palestinos ni pagar el precio de la paz: quieren toda la tarta para ellos".

Respecto a los candidatos que se presentan a estos comicios, considera que "todos han estado de una u otra forma en el poder y ninguno ha cambiado nada".

Otro factor para el desencanto palestino es el poco peso de los partidos árabe-israelíes en el proceso electoral: pese a ser un 20 por ciento de la población, suelen obtener menos del diez por ciento de los escaños y ningún partido se atreve a pactar con ellos.

"No hay un voto árabe, no hay una fuerza árabe en Israel", se queja Nader, "los políticos árabes son débiles y están divididos".

La desgana e indiferencia de los palestinos muestra su cada vez más extendida creencia, explica Hmoudeh, en que la solución a la cuestión palestina no vendrá de la mano de Israel, sino que tendrá que ser impuesta por la comunidad internacional.

pecas
Cuida tus pecas

Unas las adoran, otr...

Emma Watson
Emma Watson llega a Argentina

Por filmación de su...

amiga secreta_destacado
|Detecta si eres la “amiga secreta”

Con esta guía descubrirás si ese hombre con el que sales tiene una vida paralela