• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cuatro países africanos en estado de emergencia por ébola

Un hombre pasa junto a unas tiendas construidas para tratar a los pacientes del ébola, en Monrovia /AFP

Un hombre pasa junto a unas tiendas construidas para tratar a los pacientes del ébola, en Monrovia /AFP

De acuerdo al último balance dado a conocer el miércoles, 1.069 personas murieron sobre 1.975 casos (confirmados, sospechosos o probables), sobre todo en Guinea, Sierra Leona y Liberia, en tanto que en Nigeria se constataron por ahora tres fallecidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria estaban en estado de emergencia sanitaria este jueves para intentar frenar la propagación del virus del Ébola, en momentos en que la agencia Moody's advertía de que el coste económico de la epidemia podría ser "importante".

Ante el avance de la fiebre hemorrágica, Liberia, que recibió dosis de un suero experimental estadounidense para tratar a dos médicos, empezó a realizar obras para agrandar el único centro de tratamiento de la capital. "Tenemos que agrandar este lugar porque cada día está llegando más gente", declaró a la AFP Nathaniel Dovillie, quien dirige este centro.

Además del centro de Monrovia, Liberia tiene sólo otro centro en Foya, en la provincia de Lofa, una de las tres zonas del país puestas en cuarentena.

Por otra parte, el viceministro de Salud de Liberia, Tolbert Nyensuah, confirmó a la AFP que su país había recibido el suero experimental estadounidense ZMapp.

Este suero, que ha dado resultados positivos en dos estadounidenses contaminados en ese país, pero que no logró salvar a un cura español fallecido el martes después de ser repatriado a Madrid, será administrado unicamente a dos médicos liberianos.

La OMS había autorizado los tratamientos experimentales de este tipo el martes.

- "Miedo de nuestros clientes" -

Guinea, uno de los cuatro países del oeste africano afectado por la epidemia de Ébola, había sido el último en decretar el miércoles de noche "la urgencia sanitaria nacional" ante esta fiebre hemorrágica que ya ha provocado más de 1.000 muertos.

Como consecuencia de esta urgencia, se implanta "un cordón sanitario mantenido por los agentes de sanidad y los servicios de seguridad y defensa en todos los puntos fronterizos de acceso a Guinea", se restringen los movimientos de gente y se refuerzan los controles sanitarios en diferentes puntos de paso.

También se prohíbe trasladar cadáveres "de una localidad a otra hasta el fin de la epidemia", y se decreta la toma de muestras y hospitalización sistemática "en todos los casos sospechosos", hasta contar con los resultados de los análisis.

En Conakry, una vendedora de ropa usada, Kadet Diawara, estimó que el presidente guineano hizo bien en decretar este estado de emergencia sanitaria. No obstante, "temo que sea demasiado tarde", agregó. "Ahora tenemos miedo hasta de nuestros clientes", lamentó.

Un camionero, Alfa Baldé, también lamentó "la reacción muy tardía del gobierno" guineano. "El mundo entero sufre ahora de esta epidemia por culpa de Guinea", estimó.

De acuerdo al último balance dado a conocer el miércoles, 1.069 personas murieron sobre 1.975 casos (confirmados, sospechosos o probables), sobre todo en Guinea, Sierra Leona y Liberia, en tanto que en Nigeria se constataron por ahora tres fallecidos.

En el plano económico, según la agencia calificadora Moody's, "la epidemia puede tener un efecto financiero directo en los presupuestos del gobierno, a través de un aumento de los gastos de salud que podría ser importante".

Liberia, donde murieron más de 300 personas, gastó 12 millones de dólares para luchar contra el ébola entre abril y junio y tiene previsto bajar su previsión de crecimiento económico.

En Sierra Leona, no se podrá repetir "el índice de crecimiento récord de 16% en 2013", según Moody's.