• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La oposición exige que un consejo no electo gobierne Tailandia hasta 2015

Oposición pide instalar en el poder un consejo del pueblo no electo, pues las elecciones podrían devenir en otro gobierno de los Shinawatra | EFE

Oposición pide instalar en el poder un consejo del pueblo no electo, pues las elecciones podrían devenir en otro gobierno de los Shinawatra | EFE

Suthep afirmó que la comunidad internacional debe entender que las reformas son necesarias, ya que la corrupción y la compra de votos han instituido, en su opinión, un sistema político ilegítimo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cabecilla de las protestas antigubernamentales en Tailandia, Suthep Thaugsuban, detalló hoy su plan para crear un "consejo popular" no electo que lleve a cabo una reforma política antes de las elecciones, a finales de 2014 o en 2015.

En una comparecencia ante la prensa, Suthep instó a la primera ministra, Yingluck Shinawatra, a que dimita, cancele las elecciones previstas el próximo 2 de febrero y acepte la hoja de ruta de su plataforma, el Comité Popular de Reforma Democrática (CPRD).

"Primero necesitamos una reforma y luego elecciones, así que no hay problema si podemos lograrlo antes del 2 de febrero o el año que viene. Pedimos al pueblo que boicotee estas elecciones, que la pospongan hasta que finalice la reforma", dijo el líder opositor.

Suthep afirmó que la comunidad internacional debe entender que las reformas son necesarias, ya que la corrupción y la compra de votos han instituido, en su opinión, un sistema político ilegítimo.

La jefa del Gobierno ha hecho un llamamiento al entendimiento y se muestra abierta a negociar reformas, pero no a dimitir y ceder el poder a un consejo no electo, que considera contra la Constitución.

Tras varias semanas de protestas antigubernamentales que se tornaron violentas a finales de noviembre, Yingluck disolvió el Parlamento y convocó elecciones anticipadas para resolver la crisis.

Sin embargo, sus detractores piden una reforma profunda de la Administración para acabar con lo que denominan el "régimen de Thaksin" Shinawatra, en referencia al hermano de Yingluck, antiguo primer ministro al que acusan de dirigir el poder desde el exilio.

Thaksin, quien fue depuesto en un golpe militar en 2006, vive exiliado en Dubai, donde elude una condena por corrupción que el exmandatario achaca a motivos políticos.

La plataforma de Suthep, ex viceprimer ministro entre 2008 y 2011, propone nombrar a 100 miembros del "consejo popular", mientras que los 300 restantes serían elegidos por distintos sectores sociales y económicos.

El líder opositor dijo que esta asamblea necesitará un año de trabajo para lograr una reforma con "leyes justas y equitativas, abolir la corrupción y acabar con el fraude electoral y la compra de votos".

Según la hoja de ruta, los miembros del consejo no podrán proceder de partidos políticos y deberán abstenerse de participar en política durante cinco años, mientras que el primer ministro interino será designado por el actual vicepresidente del Senado.

Suthep indicó que su plataforma cuenta con el apoyo de millones de tailandeses que quieren acabar con la corrupción de los aliados de Thaksin, a quienes acusa de enriquecerse ilegítimamente con proyectos como el programa de compra y exportación de arroz.

Las manifestaciones, apoyadas por gran parte de las clases medias y altas de Bangkok, la elite cercana a la monarquía y el Ejército y el electorado sureño, comenzaron en octubre para protestar contra el proyecto de ley de amnistía.

Según los antigubernamentales, la iniciativa legislativa, finalmente retirada, fue diseñada para perdonar la condena por abuso de poder contra Thaksin y permitir su retorno al país.

Otro motivo de disputa fue el intento frustrado del Ejecutivo para reformar el Senado, en el que sólo la mitad de los senadores son elegidos en las urnas y el resto nombrados por un comité.

La mayoría de los manifestantes antigubernamentales son los mismos que nutrían a los "camisas amarillas", cuyas protestas en 2006 promovieron la asonada contra Thaksin que instauró la Junta Militar.

Al año siguiente, un consejo auspiciado por los militares elaboró la actual Constitución, aprobada al año siguiente en referéndum con una 59,3 por ciento de votos a favor.

Los "camisas amarillas" también ocuparon en 2008 los aeropuertos de Bangkok durante una semana.

Enfrente tienen a los "camisas rojas", seguidores de Thaksin y procedentes en su mayoría de las zonas rurales del noreste, quienes en 2010 se movilizaron durante meses en el centro de la capital, del que fueron dispersados a la fuerza con un balance de 92 muertos.

Un enfrentamiento civil entre las dos Tailandias es lo que los principales sectores sociales, académicos y económicos independientes quieren evitar.

Una solución drástica sería un nuevo golpe de Estado, pero hasta el jefe del Ejército, Prayut Chan-ocha, ha admitido que la intervención militar sólo servirá para aumentar la división política en un país que ha sufrido casi una veintena de asonadas desde comienzos del siglo XX.