• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La oposición alemana exige a Merkel una respuesta ante el espionaje de EE UU

Ángela  Merkel, Canciller de Alemania / AP

Ángela Merkel, Canciller de Alemania / AP

El parlamentario de La Izquierda André Hahn instó al Ejecutivo a dejar de lado las excusas y tomar medidas concretas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La oposición exigió hoy al Gobierno alemán de la canciller, Angela Merkel, una respuesta contundente a Washington después de que ayer se hiciese pública la investigación contra un presunto espía estadounidense en el Ministerio de Defensa, que se suma a la detención la semana pasada de un doble agente.

En declaraciones antes de participar en una sesión extraordinaria de la comisión de secretos oficiales, reunida en el Bundestag (cámara baja) para conocer los detalles de estos dos últimos casos de espionaje, el parlamentario de La Izquierda André Hahn instó al Ejecutivo a dejar de lado las excusas y tomar medidas concretas.

Entre otras, abogó por retirar los permisos al personal de la Embajada de EE UU involucrados en el escándalo y congelar las negociaciones sobre el tratado de libre comercio transatlántico.

Mientras, el parlamentario Hans-Christian Ströbele, de Los Verdes, consideró que ha llegado el momento de que el Gobierno reconsidere su postura en el caso del ex técnico de los servicios secretos Edward Snowden.

Según este diputado, es urgente que Snowden viaje a Alemania para declarar en persona ante el Bundestag, en la comisión parlamentaria que investiga el espionaje estadounidense en suelo alemán, aunque el Gobierno se ha opuesto a esta iniciativa y los partidos que lo apoyan han planteado a cambio que testifique desde Moscú por videoconferencia.

La fiscalía federal anunció ayer que investigaba a una persona que trabaja en el Ministerio alemán de Defensa ante la posibilidad de que hubiese filtrado información a los servicios secretos de EE UU, y además efectuó varios registros.

El miércoles de la semana pasada la fiscalía detuvo a un espía alemán acusado de actuar como agente doble para Washington, a quien habría desviado 218 documentos, entre ellos actas de la citada comisión que investiga la actividad de espionaje de EE UU en Alemania.

El Gobierno alemán ha evitado en los últimos días hablar de consecuencias, aunque Merkel ha asegurado que, de confirmarse las alegaciones, se trataría de hechos "serios" que contravienen la cooperación entre dos aliados.

El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, calificó de "estúpidos" y "torpes" a los servicios secretos de EE UU, ya que además de espiar a un aliado, como es Alemania, reclutan a "gente de tercera".