• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cinco muertos en operación previa a ocupación de dos enormes favelas en Río

Los agentes ingresaron a la barriada apoyados por blindados de la Marina

Los agentes ingresaron a la barriada apoyados por blindados de la Marina

El caso fue atendido directamente por el Batallón de Operaciones Especiales de la Policía Militarizada del estado de Río de Janeiro, el cuerpo de elite de la fuerza pública regional y precisamente el que está planeando la ocupación de la favela de Jacarezinho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos cinco supuestos narcotraficantes murieron en un intercambio de disparos con los policías que preparan para el domingo la ocupación de dos enormes favelas de la ciudad brasileña de Río de Janeiro controladas por bandas de narcotraficantes, informaron fuentes oficiales.

El tiroteo ocurrió esta mañana en el Morro do Juramento, una favela en la zona norte de Río de Janeiro a la que la policía acudió para atender una denuncia anónima sobre la supuesta llegada a esa barriada pobre de los narcotraficantes que están huyendo de las favelas que serán ocupadas.

El caso fue atendido directamente por el Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la Policía Militarizada del estado de Río de Janeiro, el cuerpo de elite de la fuerza pública regional y precisamente el que está planeando la ocupación de la favela de Jacarezinho y del conjunto de barriadas pobres de Manguinhos.

Los agentes del BOPE que llegaron al Morro do Juramento hacia las 4.00 hora local (7.00 GMT) de este sábado para verificar la denuncia fueron recibidos a balazos por numerosos pistoleros y protagonizaron un intenso intercambio de disparos que terminó con los cinco muertos, que fueron señalados como narcotraficantes.

En la operación la policía se incautó de tres pistolas, una subametralladora y tres granadas.

"Desde el viernes estamos vigilando el movimiento de marginales debido a la ocupación que estamos preparando", informó el portavoz del BOPE, mayor Ivan Blaz.

El oficial admitió que la policía ha recibido numerosas denuncias anónimas sobre narcotraficantes de Jacarezinho y Manguinhos que están buscando refugio en barriadas aún controladas por aliados.

Estas dos enormes favelas en la zona norte de Río de Janeiro son controladas por bandas de narcotraficantes y en sus plazas es posible ver la libre venta y el consumo de drogas, especialmente de crac, un derivado de la cocaína de alto poder destructivo y que se ha convertido en un desafío para las autoridades sanitarias.

El gobierno regional de Río de Janeiro pretende instalar en las dos barriadas Unidades de Policía Pacificadora (UPP), como son conocidos los cuartelillos permanentes con que las autoridades están recuperando áreas antes dominadas por grupos criminales.

La instalación de las UPP forma parte de una exitosa política de seguridad pública iniciada por el gobierno de Río de Janeiro en 2008 para expulsar a las bandas de narcotraficantes de las favelas de la ciudad antes de los Juegos Olímpicos que la ciudad organizará en 2016.

Esta política, que ha reducido significativamente los índices de violencia y criminalidad de Río de Janeiro, ha sido considerada como modelo para otros países de la región por organizaciones multilaterales.

Hasta el momento la policía ha instalado sus cuartelillos en 28 favelas o conjuntos de barriadas pobres, incluyendo el Complexo do Alemao, que era el principal fortín del Comando Vermelho, la mayor organización criminal de Río de Janeiro, y la Rocinha, la mayor favela de Brasil.

A diferencia de anteriores operaciones, cuando la policía anunciaba la fecha de su ingreso a las barriadas y conseguía ocuparlas casi sin ninguna resistencia debido a que los narcotraficantes ya habían huido, en esta ocasión el BOPE decidió realizar operaciones previas en favelas a las que pueden dirigirse los pistoleros en fuga.