• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El nuncio en Nicaragua pidió orar por cardenales que elegirán al papa

La residencia de Santa Marta alojará a los 117 cardenales que decidirán el sucesor de Benedicto XVI en el cónclave de marzo. Está situada a pocos metros del Cancello Petriano, a la derecha de la Basílica de San Pedro | Foto: Franco Origlia/Getty Images

La residencia de Santa Marta alojará a los 117 cardenales que decidirán el sucesor de Benedicto XVI en el cónclave de marzo. Está situada a pocos metros del Cancello Petriano, a la derecha de la Basílica de San Pedro | Foto: Franco Origlia/Getty Images

El obispo nigeriano Fortunatus Nwachukwu dijo durante una misa de acción de gracias por el Papa Emérito, que el "mismo Benedicto XVI nos exhortó a pedir por él y por los cardenales que en estos días elegirán a su sucesor"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nuevo nuncio apostólico en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu, pidió hoy a los católicos nicaragüenses orar por los cardenales que elegirán al sucesor de Benedicto XVI, que renunció al papado el jueves pasado.

El obispo nigeriano dijo durante una misa de acción de gracias por el Papa Emérito, que el "mismo Benedicto XVI nos exhortó a pedir por él y por los cardenales que en estos días elegirán a su sucesor".

Destacó que el arzobispo metropolitano de Managua, el obispo Leopoldo Brenes, presente en la misa, ofreció "una bonita oración para el período de Sede Vacante" (el interregno que va desde que fallece o renuncia el Papa y se elige a su sucesor).

Los cardenales se reunirán por primera vez mañana para preparar el cónclave del que saldrá el sucesor de Benedicto XVI, sin que, de momento, destaque la figura de un candidato fuerte.

Nwachukwu subrayó que es la primera misa pública que ofrece fuera de la sede de la Nunciatura desde su llegada a Nicaragua hace dos semanas y se regocijó de que fuera en honor a Benedicto XVI, "después de haber guiado la Iglesia (Católica) durante ocho años".

"Él nos ha dado el ejemplo de humildad y de coraje", valoró el nuncio.

Durante la misa, el prelado instó a los católicos a quitarse "las sandalias de nuestros pecados", purificarse y hacer a un lado "esos odios, celos, infidelidades, mentiras y falsedades que atenazan nuestro corazón y que nos impide recibir la gracia del Señor".

En la eucaristía agradeció al cardenal nicaragüense, Miguel Obando y Bravo, de 87 años, a los obispos, al presidente del país, Daniel Ortega, y al pueblo, por "la acogida" que le han brindado con ocasión de su llegada a este país.