• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El número de portadores de VIH en Rusia se multiplica por dos en cinco años

Lucha contra el VIH / Reuters

Lucha contra el VIH / Reuters

La nación pasó de 370.000 a más de 702.000 al día de hoy en los últimos cinco años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El número de portadores del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) se ha multiplicado por dos en los últimos cinco años en Rusia, informaron hoy las autoridades de este país.


"Hemos pasado de 370.000 a más de 702.000 a día de hoy. Eso es dos veces más en cinco años", explicó a los periodistas el jefe del centro federal de profiláctica y lucha contra el SIDA, Vadim Pokrovskki.

Rusia experimenta un continuo crecimiento de nuevos casos de infección por VIH: 60.000 en lo que va de 2012.

"El año que viene esperamos 70.000 nuevos casos. Como se aprecia, el aumento es considerable", lamentó Pokrovski.

Desde 1987 cuando oficialmente se registraron los primeros casos de VIH en Rusia unos 109.000 portadores de la infección fallecieron por diferentes causas.

"El tratamiento está lejos de ser siempre efectivo, y a menudo se presta tarde", agregó el científico.

Rusia, junto con la vecina Ucrania, sigue inmediatamente a los países africanos en la proporción de población infectada por VIH: un uno por ciento de adultos es portador del virus, según la ONU.

"En comparación, en Europa Occidental esa proporción no supera al 0,3 por ciento de la población, y en Estados Unidos, al 0,6 por ciento", apuntó Pokrovski.

En el continente africano, el más afectado con diferencia por la plaga más temida desde finales del siglo XX, alrededor del 15 por ciento de la población adulta está infectado por el VIH.

"Llevo más de 25 años luchando con el SIDA, y la situación no deja de empeorar. Al principio se reían de mí. Pasamos dos años buscando a un infectado por VIH y encontramos al primero en 1987. Y ahora, de uno hemos pasado a casi 703.000", dijo el académico.

La causa principal del contagio de la infección sigue siendo el uso de jeringuillas sin esterilizar, según el jefe sanitario ruso, Guennadi Oníshenko.