• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

38.000 niños somalíes están en peligro por desnutrición

Tres cuartas partes de las personas afectadas forman parte de las desplazadas debido a la guerra | Foto: AFP

Tres cuartas partes de las personas afectadas forman parte de las desplazadas debido a la guerra | Foto: AFP

En 2011, una devastadora hambruna causó la muerte de 250.000 personas, de las cuales la mitad eran niños

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 38.000 niños somalíes corren peligro de morir de hambre, a pesar de una mejora de la situación nutricional en Somalia, indicaron este jueves unos expertos de las Naciones Unidas en Nairobi.

Este país africano está devastado por la guerra y hace tres años sufrió una fuerte sequía.

Más de 731.000 personas, entre ellas 203.000 niños gravemente desnutridos, sufren "inseguridad alimentaria aguda", según un informe conjunto publicado por la Unidad de Análisis de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición (FSNAU) y la Red de Sistemas de Alerta Tempranac contra la hambruna (FEWS NET), organismo financiado por Estados Unidos.

Sin embargo, el número total de afectados registró una caída del 29% en relación a la última estimación, debido a las lluvias registradas a finales de 2014, lo que benefició la agricultura, se indicó.

"Muchos niños sufren desnutrición aguda, a pesar de que la cifra de afectados registró una pequeña disminución en los últimos seis meses", indicó el comunicado. "Se estima que 202.600 niños menores de cinco años sufren de malnutrición aguda, incluyendo 38.200 que están gravemente desnutridos y se enfrentan a un alto riesgo de mortalidad", agregó.

Tres cuartas partes de las personas afectadas forman parte de las desplazadas debido a la guerra.

"Las tasas de malnutrición siguen siendo obstinadamente elevadas", dijo el responsable de la ayuda de la ONU para Somalia Philippe Lazzarini. "La perspectiva para 2015 es preocupante", agregó.

En 2011, una devastadora hambruna causó la muerte de 250.000 personas, de las cuales la mitad eran niños.