• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Más de 11.000 niños han muerto en el conflicto sirio

Los niños no han sido la excepción del conflicto en Siria / EFE

Los niños no han sido la excepción del conflicto en Siria / EFE

Un estudio del Oxford Research Group, afirmó que 7 de cada 10 niños muertos en la guerra perdieron sus vidas por fuego de mortero, bombardeos aéreos o por artefactos explosivos improvisados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 11.000 niños han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en el país hace más de dos años y medio, muchos de ellos por ejecuciones sumarias o abatidos por francotiradores, dijo un centro de estudios británico en un informe.

El estudio del Oxford Research Group, que llamó a todas las partes en el conflicto a dejar de atacar a niños, afirmó el domingo que siete de cada 10 niños muertos en la guerra perdieron sus vidas por fuego de mortero, bombardeos aéreos o por artefactos explosivos improvisados.

Uno de cada cuatro niños perdió la vida por fuego de armas pequeñas, con casi 800 de ellos ejecutados y casi 400 atacados por francotiradores. Se informó de que más de 100 de ellos, incluyendo a algunos bebés, fueron torturados.

Naciones Unidas estima la cifra total de muertos en el conflicto sirio en más de 100.000.

"Una de las cosas más perturbadoras de esto es que la evidencia muestra que niños muertos por balas están siendo asesinados en forma deliberada", comentó Hamit Dardagan, uno de los coautores del informe.

"No están siendo asesinados por fuego cruzado", agregó.

El informe es el primero en su tipo que desglosa estadísticas de fallecidos para construir una imagen de cómo han muerto niños en el conflicto entre fuerzas leales al presidente Bashar al Asad y la oposición.

El informe fue publicado en momentos en que se informaba de intensos enfrentamientos al este de Damasco que habrían acabado con la vida de más de 160 personas en los últimos dos días, mientras rebeldes intentan romper un bloqueo de meses.

"La cifra principal de más de 11.000 muertes (de niños) cambiará, pero el patrón de asesinatos no", sostuvo.