• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La "gran muralla de arena" de China en los mares de Asia

La "gran muralla de arena" de China en los mares de Asia / Foto: AP

La "gran muralla de arena" de China en los mares de Asia / Foto: AP

Beijing está levantando instalaciones militares sobre los arrecifes que controla en el Mar del Sur de China, lo que incluye pistas de aterrizaje, muelles y radares.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante una conferencia naval, el almirante Harry Harris, comandante de la Flota del Pacífico de EE.UU., dijo que los reclamos territoriales por parte de varias naciones en la región están "incrementando las tensiones y el potencial para un error de cálculo".

"Pero lo que realmente preocupa aquí y ahora es la reclamación de tierras sin precedente que China está llevando adelante", agregó el almirante.

Imágenes satelitales muestran rápidas construcciones en varios arrecifes de coral y rocas que son controladas por China dentro de las Islas Spratly, incluyendo puertos y muelles, helipuertos, edificios y potencialmente al menos una pista de aterrizaje, aseguran expertos.

Según Harris, en los últimos meses China ha construido 3,8 km {+2} de tierra artificial, "llevando arena hacia las barreras de coral, algunas de ellas sumergidas, para luego pavimentarlas con concreto". En una región conocida por la belleza de las islas naturales, añadió, "China está creando una 'gran muralla de arena' con retroexcavadoras y bulldozers ".

China reclama como sus aguas territoriales casi todo el Mar del Sur, pero sus demandas se sobreponen con las de Vietnam, Filipinas, Taiwán, Malasia y Brunei.

En marzo, el canciller Wang Li dijo que el país estaba simplemente realizando "construcciones necesarias en sus propias islas y arrecifes" y añadió que mantendría la libertad de navegación en las ajetreadas aguas del Mar del Sur, mientras que resuelve disputas a través de "diálogo directo" y consultas.

En décadas anteriores, China centró su atención en otros lugares y los países que también reclaman soberanía sobre las Spratly ocuparon varias islas y rocas en el archipiélago, y construyeron puertos, muelles, bases y pistas de aterrizaje. China ahora parece estar apresurándose para afirmar sus propios reclamos.

El único de los países reclamantes sin una pista de aterrizaje, China parece estar convirtiendo el arrecife Fiery Cross, hasta ahora mayormente sumergido, en la mayor de las islas Spratly, dicen expertos.

Más capacidades


Yanmei Xie, analista sobre China que trabaja en Beijing con el International Crisis Group, dijo que el proyecto de reclamación de islas fue una decisión estratégica deliberada.

"Aunque la intención exacta de China sigue sin estar clara, es probable que esté diseñada para extender la proyección del poder chino, al expandir, por ejemplo, sus capacidades de vigilancia, alerta temprana e interceptación aérea", dijo. "Con estas capacidades, China podría tener, de facto, una Zona de Defensa e Identificación Aérea en el Mar del Sur, aunque es probable que no se apure en declararla por temor a las repercusiones políticas y diplomáticas".

Beijing fue fuertemente criticado por EE.UU. cuando declaró unilateralmente una Zona de Defensa e Identificación Aérea sobre las aguas disputadas en el Mar del Este de China en 2013 y el secretario de Estado, John Kerry, fue uno de los que les advirtieron que no hicieran lo mismo en el Mar del Sur.

Harris dijo que el ritmo de la construcción de islas artificiales "deja serias dudas sobre las intenciones de China". "Cómo China proceda va a ser una señal clave de si la región va hacia la confrontación o la cooperación".

Expertos en política exterior dijeron que las actividades de China no reforzarán sus reclamos legales sobre las islas bajo la Convención del Mar de la ONU, ya que solo los terrenos naturales son relevantes para los derechos marítimos. Pero podría ayudar a China a implementar un control de facto sobre algunas de las aguas disputadas.

Chris Johnson, un alto asesor del Center for Strategic and International Studies, dijo que, en los últimos cinco meses, China ha hecho más trabajo en las islas con el objetivo de reclamarlas de lo que otros han hecho en los últimos cinco años. "Ellos quieren ser capaces de operar con impunidad en estas aguas, y quieren que el resto lo acepte", afirmó.

"Entonces, ¿qué implica a fin de cuentas el plan? ¿Es para moverse en esas áreas y operar, y, al hacerlo, reafirmar sus reclamos? O, ¿es que tienen la intención, en el tiempo, de quitar del camino a los otros demandantes?", comentó. "No creo que se perciba eso, pero sí me parece que su comportamiento sugiere que se están moviendo en una dirección y que ellos esperan que los otros demandantes respeten su creciente poder".