• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Unasur se ofrece para mediar problemática entre Colombia y Venezuela

Ernesto Samper, secretario general de la Unasur / Archivo

Ernesto Samper, secretario general de la Unasur / Foto: EFE

El secretario general del organismo regional considera que un consejo para los cancilleres sería mantener "un buen escenario" para discutir "de manera tranquila" la situación fronteriza 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el ex presidente colombiano Ernesto Samper, declaró hoy "compartir" la petición del Gobierno de su país de convocar una reunión de cancilleres del ente regional para abordar la crisis fronteriza con Venezuela.

"Comparto totalmente la petición del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Creo que la crisis ha escalado a unos niveles que requiere una intervención mayor", dijo Samper de visita en Santiago de Chile.

Samper aseguró que el consejo de cancilleres de la Unasur puede ser "un buen escenario" para discutir "de manera tranquila" y "sin angustias bilaterales" la problemática que se está viviendo en las fronteras de los dos países suramericanos, derivada de la decisión del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de cerrar la frontera con Colombia a raíz del ataque de presuntos contrabandistas contra militares venezolanos.

"Creo que (la reunión) sería una buena ocasión para crear nuevas reglas de juego que permitan manejar las dificultades que están afrontando Colombia y Venezuela", sostuvo.

El ex presidente colombiano también se refirió a las fuertes críticas que está recibiendo en su país por su supuesto alineamiento con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, especialmente tras la publicación de un tuit en el que consideraba real el peligro de intromisión de paramilitares colombianos en Venezuela.

"He tratado de mantener una neutralidad pero sin indiferencia", afirmó Samper quien insistió que, según lo dispuesto por el Tratado Constitutivo de la Unasur, no se puede mediar en la crisis binacional si no hay petición de los dos países involucrados.