• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El mundo entero llora a Mandela

En la vieja casa de Mandela, en Soweto, fue colocado un gigantesco afiche donde la gente escribió mensajes de condolencia | Foto AP

En la vieja casa de Mandela, en Soweto, fue colocado un gigantesco afiche donde la gente escribió mensajes de condolencia | Foto AP

El último adiós a Madiba se realizará el 15 de diciembre en una ceremonia en su pueblo natal Qunu

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las banderas de múltiples naciones ondean a media asta, el mundo entero llora la muerte de Nelson Mandela, primer presidente negro de Suráfrica y verdadero líder global cuyo apostolado atravesó fronteras ideológicas y políticas.

El presidente de Suráfrica, Jacob Zuma, decretó una semana nacional de luto y anunció que el 15 de diciembre le darán un último adiós a Madiba (abuelo), como cariñosamente se le conocía, en su pueblo Qunu, una pequeña población en la provincia del Cabo Oriental.

“Trabajaremos juntos para organizar los funerales más dignos para este excepcional hijo de nuestro país y padre de nuestra joven nación”, añadió el mandatario, quien agradeció los mensajes de condolencia recibidos desde todos los rincones del planeta.

El domingo 8 está previsto un día nacional de rezo y de reflexión, y el martes 10 tendrá lugar una ceremonia nacional en el estadio Soccer City de Soweto, cerca de Johannesburgo. Sus restos mortales luego serán trasladados a Pretoria para ser expuestos en Union Buildings, sede de la presidencia surafricana, del 11 al 13 de diciembre.

Suráfrica se prepara para acoger a los jefes de Estado de todo el mundo para los funerales de Mandela. Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Brasil, Dilma Rousseff, anunciaron que estarán presentes.

Los actos para recordar a Mandela comenzaron ayer. La Asamblea General de la ONU le rindió homenaje con un minuto de silencio y colocó a media asta las banderas de su sede. "Con el ejemplo de su vida y sus acciones demostró los cambios que una sola persona puede lograr", dijo John Ashe, presidente de la Asamblea.

Otro acto conmemorativo marcó la apertura de la cumbre franco-africana, presidida por el mandatario de Francia, François Hollande, que insistió que Mandela será siempre un ejemplo para los pueblos que luchan por su emancipación.

En el Vaticano, el papa Francisco homenajeó al compromiso inquebrantable de Mandela en la promoción de la dignidad humana y por construir una nueva Suráfrica.

En el sorteo de los grupos para el campeonato Mundial de Fútbol Brasil 2014 también se hizo un acto de reconocimiento al líder.

Las reacciones tampoco se hicieron esperar. El arzobispo surafricano Desmond Tutu, Premio Nobel de la paz en 1984, dijo: “Damos gracias al cielo por este enorme don que nos dio”.

“Madiba era mi prisionero, mi amigo y mi padre”, aseguró el excarcelero de Robben Island, donde Mandela permaneció cautivo por 18 años.  

Los líderes del mundo también se pronunciaron. “Conocerle fue uno de los momentos que más aprecio de mi carrera política”, señaló la canciller de Alemania, Ángela Merkel.

Para Hamid Karzai, presidente de Afganistán, las ideas de igualdad de derechos y justicia emitidos por Mandela son compatibles con los principios islámicos.

El presidente de Irán, Hassan Rohani, expresó que la visión del líder surafricano en torno a la libertad y a la igualdad se esparcieron por todo el mundo.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, valoró el rol de Mandela en el desarrollo de las relaciones de amistad entre Rusia y Suráfrica, actualmente con carácter de asociación estratégica.

Las banderas de los 28 países miembros de la Unión Europea  ondean a media asta en la sede de la comisión en Bruselas. Igualmente se sumaron a los mensajes de dolor y reconocimiento los gobiernos de Brasil, México, Cuba, Chile, Colombia, Venezuela y Argentina.

Mandla Mandela, nieto del fallecido expresidente, agradeció las numerosas muestras de apoyo ha recibido su familia. "En mi familia reconocemos que Madiba no nos pertenece sólo a nosotros, sino a todo el mundo”.


Soweto bailó por Madiba

Johannesburgo EFE

Los africanos acompañan con el baile todas sus grandes ocasiones, tristes y alegres, y Soweto, el gueto negro por excelencia de la Suráfrica del apartheid, bailó ayer una vez más por Nelson Mandela, su vecino más ilustre.

La calle de Vilakazi amaneció nublada y llena de bullicio, tras conocerse el jueves, minutos antes de la medianoche en el país africano, la muerte del expresidente Nelson Mandela.

Los habituales grupos de turistas parecían más activos y residentes del barrio peregrinaron ante el número 8115, donde Madiba vivió desde 1946 hasta 1962.

“Vivo aquí cerca, en la calle de al lado, y he venido hoy porque es un día especial”, dijo Nokuzola Tschabalala, vecina del barrio.

El sol sale en Soweto a media mañana, el día se calienta y con él el ambiente de la mano de cientos de militantes y simpatizantes del Congreso Nacional Africano, partido que un día lideró Mandela.

Vestidos con sus camisetas amarillas, los activistas bailan en círculo y cantan viejas canciones de la lucha contra el apartheid. Desde los márgenes del círculo les miran y fotografían turistas y vecinos del barrio, que ya han dejado escritos en los murales de la pared del 8115 sus mensajes de condolencias en memoria de Madiba.

“Es un icono del país y de los surafricanos. Lo echaremos mucho de menos”, comentó uno de los activistas del CNA.