• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Las mujeres secuestradas en Cleveland requerirán una terapia a largo plazo

Amanda Berry, Georgina DeJesús y Michelle Knight estuvieron secuestradas durante una década / BBC Mundo

Amanda Berry, Georgina DeJesús y Michelle Knight estuvieron secuestradas durante una década / BBC Mundo

Las mujeres deben ser tratadas por lesiones como pérdida auditiva y daños musculares y de las articulaciones, dijeron dos fuentes cercanas al tema

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos de las mujeres retenidas en una casa de Cleveland en condiciones descritas como similares a las de un reo en un campo de guerra sufrían malnutrición severa y requerirán terapia a largo plazo por lesiones como pérdida auditiva y daños musculares y de las articulaciones, dijeron dos fuentes cercanas al tema.

El sótano donde las mujeres estuvieron cautivas tenía cadenas desde los muros y correas de perro fijadas al techo, dijeron las fuentes.

Las mujeres eran retenidas con esos elementos y cinta adhesiva en "posiciones de tensión" durante largos periodos que les provocaron escaras y otras lesiones, de acuerdo a dos fuentes con conocimiento directo de la investigación, que pidieron no ser identificadas.

Gina DeJesus y Michelle Knight estaban en peores condiciones que Amanda Berry cuando se puso fin a sus nueve años de cautiverio en la casa de Ariel Castro, acusado de secuestrarlas y violarlas. Castro parecía tratar a Berry mejor que a las otras dos mujeres, según las fuentes.

"Hay una razón por la que sólo se ha visto una foto de Amanda (Berry)", aseveró una de las fuentes, refiriéndose a las condiciones de DeJesus y Knight.

Berry, que rompió una puerta para conseguir la libertad hace una semana con la ayuda de un vecino, y luego informó a la policía de las otras mujeres secuestradas, fue fotografiada sonriendo después del dramático rescate. Berry tiene una hija de seis años con Castro, a la que dio a luz en cautiverio.

En contraste, DeJesus llevaba una camiseta con una capucha cubriéndole la cabeza cuando llegó por primera vez a su casa la semana pasada y ha evitado mostrarse en público.

Las fuentes afirmaron que DeJesus y Knight estaban demacradas y tenían el pelo muy corto cuando fueron liberadas.

Knight y DeJesus dijeron a la policía que pasaron largas temporadas en el sótano. Una segunda fuente corroboró los detalles.

"Una de las chicas tiene dificultades para mover la cabeza por haber sido encadenada", dijo una de las fuentes. La segunda fuente identificó a DeJesus como la mujer que sufría esas lesiones.

"Es como si fueran prisioneros de guerra. Tenían escaras por permanecer en posiciones fijas durante periodos de tiempo extensos", dijo una fuente.

Todas las puertas de los dormitorios de la casa tenían candados por fuera y las habitaciones apenas contaban con un colchón en el suelo.