• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

12 muertos por varios atentados en Irak

Varios vehículos han resultado dañados en la explosión de un artefacto en Karbala al sur de Irak | EFE

Atentado en Irak | EFE

Más de 200 personas han muerto en la última semana a medida que las tensiones suníes-chiíes, alimentadas por la guerra civil en la vecina Siria, amenazan con hundir al país en un conflicto sangriento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Varias bombas mataron el martes al menos a 12 personas en Irak, dijo la policía, al día siguiente de que más de 70 murieran en atentados contra la mayoría chií, desatando los temores de una guerra en toda regla con la minoría suní.

Más de 200 personas han muerto en la última semana a medida que las tensiones suníes-chiíes, alimentadas por la guerra civil en la vecina Siria, amenazan con hundir al país en un conflicto sangriento.

El martes, tres bombas colocadas junto a una carretera explotaron cerca de un mercado de ganado en la localidad multiétnica de Kirkuk, matando a seis personas y haciendo trizas los cuerpos de personas y animales.

Mahmud Jumaa, cuyo primo murió en los atentados, parecía desconcertado por la naturaleza del ataque.

"Oí las explosiones, pero nunca pensé que este lugar fuera a ser objetivo, porque los animales no tienen nada que ver con la política, nada con las sectas, nada con las etnias o la religión", dijo.

Kirkuk se encuentra en una zona de Irak rica en petróleo que reclaman tanto el Gobierno de Bagdad, dominado por chiíes, como los kurdos que dirigen su propia administración autónoma en el norte.

La explosión de dos coches bomba mataron a tres personas en una zona residencial en Tuz Khurmato, también en la zona en disputa.

En el norte de Bagdad, un suicida con bomba mató a tres soldados en un puesto de control en Tarmiya, dijeron la policía y los médicos.

Diez años después de la invasión liderada por Estados Unidos que derrocó a Sadam Husein, suníes, chiíes y kurdos aún tienen que alcanzar un acuerdo estable para compartir el poder, mientras la violencia va en aumento de nuevo.

El conflicto en Siria, donde la mayoría suní combate para derrocar al presidente Bashar el Asad, está derivando en parte en un conflicto regional entre suníes y chiíes.

El grupo libanés chíí Hezbolá, respaldado por Irán, combate ahora junto a las fuerzas de Asad, que están dominadas por miembros de la secta alauí, perteneciente a la minoría chií.

Los suníes de Irak, que se quejan del tratamiento recibido por el Gobierno del primer ministro, el chií Nuri al Maliki, han llevado a cabo protestas desde diciembre. Los extremistas suníes, algunos de los cuales están vinculados con Al Qaeda, se han aprovechado de los disturbios para instar a los suníes a tomar las armas.

Más de 700 personas murieron violentamente en abril, según las Naciones Unidas, la cifra más alta en casi cinco años. Irak sufrió una oleada de violencia entre suníes y chiíes en 2006-07, cuando la cifra mensual de muertes ascendió en ocasiones a 3.000.