• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

29 muertos y 148 heridos en atentados contra zonas chiíes en Bagdad

Un hombre camina junto al lugar donde se ha producido un ataque suicida en Irak / EFE

Un hombre camina junto al lugar donde se ha producido un ataque suicida en Irak / EFE

El atentado más mortífero se produjo en el distrito de Al Kazimiya, en el norte de la ciudad, donde cinco personas fallecieron y trece resultaron heridas por el estallido de un vehículo cargado con explosivos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos 29 personas murieron hoy y 148 resultaron heridas por la explosión de trece coches bomba, en su mayoría en zonas de Bagdad de predominio chií, informó a Efe una fuente de la policía.

El atentado más mortífero se produjo en el distrito de Al Kazimiya, en el norte de la ciudad, donde cinco personas fallecieron y trece resultaron heridas por el estallido de un vehículo cargado con explosivos en la plaza de Aden.

En ese mismo barrio, otras cuatro personas perdieron la vida y doce resultaron heridas por la detonación de otro coche bomba.

Mientras, en Ciudad Sadr, en el este, al menos tres personas perecieron y catorce resultaron heridas en un ataque contra un mercado de fruta y verdura en la plaza 55.

Dos vehículos con explosivos estallaron también en el área de Shab, en el noreste, y causaron tres muertos y veinte heridos.

Atentados similares ocurrieron en las zonas de mayoría chií de Baladiya (este), Nuevo Bagdad (sur), Saba al Bur (norte), Ur (este), Shoala (noroeste) y Al Bayaa (suroeste), donde murieron doce personas y 67 resultaron heridas.

Asimismo, dos distritos de predominio suní fueron objetivo de los terroristas: el de Al Yamaa (oeste) y Gazaliya, en los que fallecieron al menos dos personas y veintidós sufrieron heridas.

La violencia ha aumentado en Irak, donde son blanco frecuente de ataques las fuerzas de seguridad y los chiíes.

El pasado día 20, la mayoría de los líderes y partidos políticos iraquíes firmaron un pacto de "honor y paz social" para tratar de detener el derramamiento de sangre y la violencia sectaria que afecta al país.