• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Al menos 23 muertos en el cuarto día de protestas islamistas en Bangladesh

Violencia en Bangladesh / AFP

Violencia en Bangladesh / AFP

Los enfrentamientos comenzaron a primera hora de la mañana en distintos puntos del país y la mayoría de las víctimas mortales se han registrado en localidades situadas en la mitad norte del territorio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos 23 personas murieron hoy y decenas resultaron heridas en Bangladesh, en el cuarto día de enfrentamientos entre opositores islamistas, fuerzas del orden y activistas progubernamentales, informaron los medios locales.

Las autoridades han ordenado el despliegue del Ejército en zonas afectadas por los disturbios, que se suceden en medio de un paro de dos días convocado por el partido Jamaat-e-Islami (JeI) para protestar por la condena a un líder islamista acusado de crímenes en la guerra que en 1971 propició la independencia de Bangladesh.

Los enfrentamientos comenzaron a primera hora de la mañana en distintos puntos del país y la mayoría de las víctimas mortales se han registrado en localidades situadas en la mitad norte del territorio, donde la tensión continúa.

Según la agencia estatal UNB, once personas han fallecido a causa de disparos efectuados por las fuerzas de seguridad contra seguidores del JeI y su rama juvenil en la población septentrional de Bogra, situada en el distrito de Shahjahanpur.

Allí, la administración ha ordenado el despliegue de efectivos del Ejército bangladeshí para intentar controlar la violencia.

Otras seis personas -incluidos una mujer y un menor- han perdido la vida en choques en el distrito nororiental de Godagari, y también se han producido incidentes de diversa naturaleza en cuatro demarcaciones más del norte y centro del país.

Bangladesh es desde hace semanas escenario de violentas movilizaciones a cargo de grupos islamistas y antiislamistas que protestan por el desarrollo de una serie de juicios por crímenes de guerra.

La mayor parte de los imputados y todos los condenados hasta la fecha son miembros del Jamaat-e-Islami, una fuerza que durante el conflicto se alineó con Pakistán, del que entonces Bangladesh era el ala oriental.

La violencia se recrudeció el pasado jueves después de que un tribunal de Dacca condenara a la horca a un destacado líder del JeI, el septuagenario Delawar Hossain Sayedi, por cargos de genocidio, asesinato o saqueo.

En estos cuatro días han perdido la vida cerca de setenta personas y varios centenares más han resultado heridas.

La gobernante Liga Awami puso énfasis desde el comienzo de la presente legislatura, en 2009, en atribuir responsabilidades a los culpables de crímenes de lesa humanidad cometidos en 1971, una reivindicación de una parte de los bangladeshíes.

Aparte de constituir los tribunales especiales que están revisando esta fase de la historia del país, el Gobierno aprobó una ley el pasado mes que permite a la Fiscalía recurrir sentencias y que da luz verde a perseguir judicialmente a formaciones políticas.

La Fiscalía recurrió de hecho hoy la sentencia contra otro líder islamista, el vicesecretario general del JeI, Abdul Kader Molla, quien a principios de febrero había sido condenado a cadena perpetua para descontento de los seguidores progubernamentales.