• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Siete muertos al descarrilar tren en Filadelfia

El tren cubría la ruta entre Washington y Nueva York. / AP

El tren cubría la ruta entre Washington y Nueva York. / AP

El ferrocarril de Amtrak número 188 llevaba 238 pasajeros y 5 empleados cuando 7 de sus vagones se salieron de la vía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siete personas murieron debido al descarrilamiento de un tren el martes en la noche en Filadelfia, Pensilvania, en el noreste de Estados Unidos, 140 personas están ingresadas en hospitales con heridas e incluso hay desaparecidos entre los amasijos de hierro, informaron las autoridades.

Por lo menos cinco de los heridos en el accidente del tren, que cubría la ruta entre Washington y Nueva York, permanecen en estado crítico. Por el momento se desconocen las causas del descarrilamiento y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte abrió una investigación después de que el FBI descartó una motivación terrorista.

Se supo que un proyectil golpeó el tren 20 minutos antes de que el convoy se descarrilara unos kilómetros más adelante, sin embargo no hay indicios de que el hecho estuviera relacionado con el desastre.

Un video analizado poco antes del choque indica que el tren viajaba a una velocidad de 170 kilómetros por hora al aproximarse a una curva, donde el límite de velocidad es de 80 kilómetros por hora.

El video muestra que el tren, de una longitud de 200 metros, pasa frente a la cámara de vigilancia en apenas cinco segundos. Los investigadores ya encontraron las cajas negras del tren regional de Amtrak número 188 que llevaba 238 pasajeros y 5 empleados cuando 7 de sus vagones se salieron de la vía en la zona de Port Richmond.

El accidente se produjo cerca de una curva, pero se desconoce si esto intervino en el suceso. El servicio de Amtrak entre Filadelfia y Nueva York quedó suspendido indefinidamente.

Es el segundo accidente ferroviario más grave registrado en Estados Unidos en lo que va de año, después del ocurrido en Valhalla, en el norte de Nueva York, el 3 de febrero y en el que 7 personas fallecieron y 12 resultaron heridas.