• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

43 muertos dejó accidente de autobús en Guatemala

Imagen del terrible accidente en Guatemala / @ETBreakingNews

Imagen del terrible accidente en Guatemala / @ETBreakingNews

El portavoz de los Bomberos Municipales Departamentales, Cecilio Chacaj, aseguró que 40 pasajeros murieron en el lugar del accidente y tres más en centros hospitalarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Guatemala, 9 sep (EFE).- Al menos 43 personas murieron hoy y otras 40 resultaron heridas al accidentarse un autobús sobrecargado de pasajeros, en su mayoría indígenas, en una carretera del oeste de Guatemala, confirmaron las autoridades y fuentes de socorro.

El portavoz de los Bomberos Municipales Departamentales, Cecilio Chacaj, aseguró que 40 pasajeros murieron en el lugar del accidente y tres más en centros hospitalarios.

Otros 40 pasajeros reciben atención en centros hospitalarios.

El Ministerio Público (MP) identifica los 40 cuerpos en una morgue provisional instalada en el lugar del percance para entregarlos a los familiares luego del rescate de la hondonada.

De las víctimas mortales, según el ministro de Salud, Jorge Villavicencio, 2 fallecieron en el hospital nacional de la ciudad colonial de Antigua debido a la gravedad de las heridas.

El autobús de la empresa Transportes San Martineca había salido muy temprano desde San Martín Jilotepeque con destino a la cabecera departamental de Chimaltenango y posteriormente se dirigiría a la capital guatemalteca.

Según Chacaj, el percance se registró a la altura del kilómetro 64, en el que el autobús se precipitó 75 metros en línea recta a un barranco.

La mayoría de víctimas son indígenas que llevaban sus productos como verduras hacia los mercados para comercializarlos.

Entre los fallecidos hay 10 mujeres, así como 8 menores de edad, entre ellos tres recién nacidos, de acuerdo con los socorristas que atendieron la emergencia.

Algunos de los pasajeros, que vestían trajes típicos, salieron expulsados del autobús cuando cayó al abismo, en donde pasa el río Pixcayá.

Chacaj aseguró que todos los heridos fueron evacuados del lugar del percance y trasladados a centros hospitalarios con ayuda de algunos particulares.

Sergio Vásquez, de los Bomberos Voluntarios, explicó a radios locales que algunos pasajeros quedaron con fracturas expuestas en miembros inferiores y superiores, así como traumatismos.

Detalló que varios de los fallecidos quedaron atrapados entre hierros retorcidos del autobús que se destruyó, y otros a un costado al haber sido expulsados por el impacto.

Por ahora se desconocen las causas del accidente, aunque inicialmente se le atribuye a una posible falla en el sistema de frenos y al exceso de velocidad, según las autoridades.

El ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, aseguró que la empresa propietaria del autobús tiene vigente la licencia y el seguro de accidentes.

"Es una tragedia la que estamos viviendo, es triste y penosa la situación", sostuvo.

Villavicencio destacó que al momento de tener conocimiento del accidente se activaron los comités de gestión de riesgo para atender a los heridos.

El percance, según Vásquez, es uno de los más graves de los que se han registrado en Guatemala en los últimos años.

El 28 de febrero de 2008 un autobús se accidentó en la denominada vuelta El Chilero, en jurisdicción de Barberena, en el departamento suroriental de Santa Rosa, con saldo de 48 muertos y 25 heridos.

De acuerdo con el Ministerio de Comunicaciones, a diario en Guatemala se registran un promedio de 80 accidentes de tráfico en carreteras y áreas urbanas del país centroamericano debido al consumo de alcohol, a la imprudencia y el exceso de velocidad.

Entre el 2009 y hasta julio de 2013, según estadísticas del Ministerio de Gobernación (Interior), 4.100 personas murieron y 23.000 quedaron heridas en accidentes viales en Guatemala.

La mayoría de los aparatosos accidentes son protagonizados por autobuses de pasajeros, un el 20 % por conductores que manejan en estado de ebriedad y otra cantidad similar se le atribuye a problemas mecánicos de los automóviles, de acuerdo con el Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC).