• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

32.700 muertes por terrorismo durante 2014

Los combatientes de Estado Islámico han hecho retroceder a las fuerzas sirias / AP

Las masacres perpetuadas por el Estado Islámico han elevado esta cifra / AP

Entre los países analizados destacan Irak, donde las muertes pasaron de las 6.387 en 2013 a las 9.929 el año pasado; y Nigeria, donde la secta radical islámica Boko Haram ha perpetrado masacres en masa 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El número de víctimas mortales por actos terroristas se disparó en 2014 hasta los 32.700, casi el doble del nivel del año anterior, por el aumento de los ataques en Irak y Nigeria, indicó hoy el Departamento de Estado en su informe anual sobre terrorismo.

Entre los países analizados destacan Irak, donde las muertes pasaron de las 6.387 en 2013 a las 9.929 el año pasado; y Nigeria, donde la secta radical islámica Boko Haram ha perpetrado masacres en masa y el número de fallecimientos estimados por EE UU pasó de 1.842 a 7.512.

El aumento de ataques terroristas a nivel global fue de un 35 % con respecto a 2013, hasta los 13.463.

El anexo estadístico del informe de terrorismo del Departamento de Estado señala que el 60 % de los ataques se concentraron en cinco países: Irak, Pakistán, Afganistán, India y Nigeria; mientras que el 78 % de las víctimas mortales ocurrieron en Irak, Nigeria, Afganistán, Pakistán y Siria.

El Departamento de Estado destaca que algunos de los atentados ocurridos el año pasado fueron "especialmente letales" y no solo ocasionaron un número excepcionalmente alto de muertos, sino también de heridos, que llegaron a rozar los 35.000.

Además, los secuestros se multiplicaron por tres en todo el mundo hasta alcanzar los 9.400 afectados, con los mayores aumentos de estas acciones terroristas en Irak, Nigeria y Siria, que lleva más de cuatro años en guerra civil.

Estas cifras complementan un informe que reconoce que el terrorismo se ha extendido en el mundo aprovechando la inestabilidad de la guerra civil siria y la fragmentación sectaria iraquí, así como el caos en otros estados fallidos o débiles como Nigeria, Somalia o Yemen.