• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La madre de la niña muerta en España recurre la orden de prisión

La Policía Judicial ha finalizado la toma de pruebas en el piso de la madre de la niña fallecida/ EFE

La Policía Judicial ha finalizado la toma de pruebas en el piso de la madre de la niña fallecida/ EFE

El recurso fue presentado en un juzgado de Santiago de Compostela por el abogado de Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, quien considera nulo el auto de prisión decretado contra su clienta por el juez que se ocupa del caso, José Antonio Vázquez Taín

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rosario Porto, madre de la niña de 12 años, Asunta Basterra, de origen chino, cuyo cadáver fue encontrado en una zona boscosa de Galicia, en el noroeste de España, recurrió hoy contra su encarcelamiento como sospechosa de la muerte de la menor.

El recurso fue presentado en un juzgado de Santiago de Compostela por el abogado de Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, quien considera nulo el auto de prisión decretado contra su clienta por el juez que se ocupa del caso, José Antonio Vázquez Taín.

En declaraciones a los medios de comunicación, Gutiérrez Aranguren, sostuvo que existe una "indefensión absoluta" de su defendida y que desconoce las pruebas que puede haber contra ella.

El cadáver de Asunta Yong Fang Basterra Porto, de origen chino y a la que adoptaron Rosario Porto y su ahora expareja, Alfonso Basterra, cuando todavía no tenía un año, fue localizado por dos viandantes en una pista forestal en Galicia horas después de que sus padres adoptivos denunciaron su desaparición.

El pasado día 24 de septiembre, la Guardia Civil, tras apreciar incoherencias testimoniales y en grabaciones de cámaras de seguridad, imputó por la presunta comisión de un delito de homicidio a Rosario Porto, abogada de profesión, aunque no en ejercicio, y excónsul de Francia en Santiago de Compostela.

Poco después fue imputado su expareja, el periodista Alfonso Basterra, y ambos están en prisión desde el pasado día 27 después de prestar declaración ante el juez Taín, ante el que negaron ser autores de la muerte de la niña, quien al parecer murió de asfixia tras haber sido sedada.

Por ahora no se han hecho públicos los resultados de las principales pruebas en este caso, que está bajo secreto sumarial.

Inicialmente la madre había declarado que ella misma había dejado a la niña en su domicilio por la tarde y que cuando regresó, no estaba.

Sin embargo, luego cambió parte de la versión tras serle mostradas las imágenes captadas por una cámara de seguridad en las que iba en su coche acompañada por la menor a una hora en la que supuestamente la niña ya había desaparecido.