• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Más de un millón de brasileños han muerto por homicidio en tres décadas

 Brasil, lugar ninguno cuyo nombre arde

Brasil, lugar ninguno cuyo nombre arde

El país suramericano es el séptimo más violento del mundo. En las últimas tres décadas, los homicidios crecieron 132% en Brasil, hasta alcanzar las 1.145.208 víctimas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de un millón de brasileños fueron víctimas de homicidio entre 1980 y 2011, principalmente jóvenes, lo que coloca al país como el séptimo más violento del mundo, revela el estudio Mapa de la Violencia divulgado el jueves.

En las últimas tres décadas, los homicidios crecieron 132% en Brasil, hasta alcanzar las 1.145.208 víctimas. La tasa de homicidios pasó de 11,7 cada 100.000 habitantes en 1980 a 27 en 2011.

Entre los jóvenes de 14 a 25 años, los homicidios aumentaron 326% en ese período (a 407.169), alcanzando una tasa de 53 cada 100.000, señala el estudio publicado por el Centro de Estudios Latinoamericanos (Cebela).

"Tenemos en Brasil unos 34,5 millones de jóvenes, de los cuales aproximadamente 6,5 millones viven en periferias urbanas, no tienen estudios ni trabajo ni acceso a sistemas de inserción social, y son el caldo de cultivo de una alta violencia", explicó a la AFP el autor del estudio, Julio Jacobo Waiselfisz.

En 2011, Brasil registró 52.198 homicidios. Estas cifras convierten al país en el séptimo más violento del mundo, detrás de El Salvador, Islas Vírgenes (dependientes de Estados Unidos), Trinidad y Tobago, Venezuela, Colombia y Guatemala.

A partir de 2007 "hubo un reinicio de la escalada de la violencia", tras una reducción en la década pasada, atribuida principalmente a políticas públicas de desarme, explicó Waiselfisz.

El informe muestra como la violencia, antes concentrada en las grandes urbes como Sao Paulo y Rio de Janeiro, se ha extendido en la última década al interior de muchos estados y en el norte y especialmente noreste del país, coincidiendo con la expansión de nuevos polos económicos.

En Maceió, capital de estado de Alagoas (noreste), la tasa de homicidios alcanzó los 111 muertos cada 100.000 habitantes en 2011 (entre los jóvenes, 288 cada 100.000), un número diez veces superior al de Sao Paulo. Seis municipios de ese estado superaron los 100 homicidios por cada 100.000 habitantes.

El estudio también reflejó que las principales víctimas de homicidio en Brasil son los hombres -las muertes de mujeres representan 8% del total- y los negros. En este sentido, el número de víctimas negras aumentó 30,6% en la última década, sumando 35.297 en 2011, al tiempo que el de blancas cayó 26%, a 13.895 ese año.

El 77% de los jóvenes víctimas de homicidio en 2011 eran afrodescendientes.

Brasil tiene hoy 194 millones de habitantes, de los cuales poco más de la mitad se reconocen negros o mulatos.

La magnitud de homicidios "no puede ser atribuida a las dimensiones continentales de Brasil", advierte el estudio, que muestra como entre los países con mayores poblaciones del mundo, apenas México se acerca a los niveles de Brasil con 22 homicidios por cada 100.000 habitantes.

En China, por ejemplo, la tasa es de 1 cada 100.000, en India de 3,4, en Estados Unidos de 5,3 y en Nigeria 12,2.

Los autores del estudio atribuyen buena parte de la culpa a la impunidad (apenas 5 o 6% de los crímenes son elucidados en Brasil, contra 80% en Francia, afirman), y a una cultura de la violencia no suficientemente combatida.

También destacan que la mayoría de los asesinatos en el país ocurren por motivos banales o por impulso, al contrario de lo que se pensó durante décadas, cuando se buscaban en el crimen organizado y las drogas las razones de los delitos.