• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Tres de cada mil adolescentes brasileños son asesinados antes de los 19 años

Los agentes ingresaron a la barriada apoyados por blindados de la Marina

Barriada en Rio de Janeiro

En algunas ciudades, como Itabuna, en el estado de Bahía, el índice aumentó a 10,59

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres de cada mil adolescentes brasileños son asesinados antes de cumplir los 19 años, según un estudio elaborado por el Gobierno en asociación con la Unicef y divulgado hoy en Río de Janeiro.

De acuerdo con proyecciones elaboradas por los autores del estudio, al menos 36.735 brasileños de entre 12 y 18 años serán asesinados hasta 2016, en su mayoría por arma de fuego, en caso de que se mantenga el actual ritmo de violencia contra los jóvenes.

El estudio de la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la organización no gubernamental Observatorio de Favelas mostró que el Índice de Homicidios de Adolescentes (IHA) subió un 14 por ciento en un año, desde 2,61 jóvenes muertos por cada mil en 2009 hasta 2,98 en 2010.

Se trata del mayor nivel desde que el índice comenzó a ser medido en 2005, cuando la tasa era de 2,75 adolescentes asesinados por cada mil.

La tasa fue calculada por investigadores del Laboratorio de Análisis de la Violencia (LAV) de la Universidad del Estado de Río de Janeiro (Uerj) a partir de los índices de criminalidad regionales y de estadísticas del Ministerio de Salud en las 283 ciudades brasileñas con más de 100.000 habitantes.

El estudio concluyó que el homicidio es la principal causa de muerte de los adolescentes en Brasil, con el 45,2 por ciento de los casos.

Los jóvenes entre 12 y 18 años representan casi el 13 por ciento de la población brasileña.

Para la población en general, el homicidio es la causa del 5,1 por ciento de las muertes en el país.

"En los últimos años se mantuvo el contraste entre la tendencia a reducción del número de homicidios entre la población brasileña en general y el aumento del número de homicidios de adolescentes", denunció el sociólogo Ignacio Cano, investigador del LAV y uno de los autores del informe.

La investigación mostró igualmente que los varones y los negros son la mayor parte de las víctimas de la violencia contra los jóvenes, en un país en que poco más de la mitad de la población se declara descendiente de africanos.

Según los datos de 2010, la posibilidad de que un joven de sexo masculino sea asesinado en Brasil es 11,5 veces superior a la de una mujer de la misma edad.

De la misma forma, la posibilidad de que un joven negro sea asesinado es 2,78 veces superior a la de un joven blanco.

Los adolescentes tienen 5,6 veces más posibilidades de morir por armas de fuego que por otro tipo de arma.

La investigación también constató una diferenciación según la ciudad y la región en donde la víctima vive, con un mayor número de homicidios en regiones más pobres.

El índice de homicidios de adolescentes fue de 0,94 por cada mil en Sao Paulo, el estado más rico y poblado de Brasil, y de 9,07 por cada mil jóvenes en Alagoas, uno de los estados más pobres.

En algunas ciudades, como Itabuna, en el estado de Bahía, el índice fue de 10,59 adolescentes asesinados por cada mil.

En Maceió, la capital de Alagoas, la tasa fue de 10,15 muertes, y en Salvador, capital de Bahía, de 8,89 muertes.

"La región nordeste se consolida como el mayor polo de preocupación en el país", afirmó Cano.