• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Casi 300 niños menores de 11 años fueron atendidos en el Reino Unido por alcohol

Más de 6.500 menores de 18 años recibieron atención médica en urgencias entre 2012 y 2013 por problemas relacionados con el consumo de alcohol

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Casi 300 niños de 11 años o menos fueron atendidos en el último año en los departamentos de urgencias de los hospitales del Reino Unido por consumo de alcohol, según unas cifras obtenidas por Radio 5 Live de la cadena británica BBC.

De acuerdo con la información, más de 6.500 menores de 18 años recibieron atención médica en urgencias entre 2012 y 2013 por problemas relacionados con el consumo de alcohol, de los que 293 correspondieron a pequeños de 11 años o menores de esa edad.

En el caso de este último grupo, 30 de ellos debieron permanecer ingresados una noche en el hospital por complicaciones.

De los adolescentes, el mayor número de casos se dio entre las niñas, pero en el grupo de los de 11 años o menos fueron más niños.

Pese a lo sorprendente de los datos, la BBC señala que la cifra total de menores de 18 años atendidos en urgencias fue menor que en el periodo 2011-2012, pues pasó de 7.821 a 6.580 entre 2012-2013.

Esta información fue obtenida por la BBC en virtud de la ley de Libertad de Información, con la que se puede exigir al Gobierno, por razones de interés público, que facilite determinados datos que no suelen divulgarse.

Los menores de 18 años tienen prohibida la compra de alcohol en las tiendas británicas.

El médico Morten Draegebo, del departamento de urgencias del hospital Cross House en Kilmarnock (Escocia), destacó hoy el problema del alcohol entre los menores de edad y dijo que muchas veces se encuentra a los adolescentes ebrios en los parques.

El estado de embriaguez es tal -señaló Draegebo- que no pueden defenderse en caso de ser víctimas de una agresión.

"Hemos tenido muchos casos en los que chicas adolescentes han venido diciendo que fueron agredidas sexualmente y están intoxicadas y con estrés. Suelen decir 'pude haber sido (violada)', pero ni siquiera saben si lo han sido o no", afirmó Draegebo.

"Desde el punto de vista humano esto es penoso. Yo soy padre y odiaría que eso le pasara a mi hija", relató el médico.