• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Otro tres médicos cubanos abandonan sus cargos en Brasil

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff / EFE

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff / EFE

El salario ofrecido por el Gobierno brasileño a los extranjeros es de 10.000 reales por mes (unos 4.166 dólares), pero el caso de los médicos cubanos tiene sus propias particularidades y se rige por un convenio firmado en el ámbito de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de Salud de Brasil, Arthur Chioro, confirmó hoy que tres médicos cubanos abandonaron los cargos que ocupaban en la salud pública, con lo que suman ahora cinco los supuestos desertores procedentes de la isla antillana.

Chioro dijo a periodistas que, además de dos casos ya conocidos, otros tres galenos cubanos que trabajaban en remotas zonas de los estados de Bahía, Pernambuco y Maranhão han dejado el programa "Más Médicos" y que se desconoce su paradero, por lo que se presume que han desertado.

Mediante ese programa, dirigido a mejorar la precaria asistencia en la red de salud pública, el Gobierno brasileño contrató a unos 7.000 médicos extranjeros, de los cuales cerca de un 70 por ciento procedente de Cuba.

El salario ofrecido por el Gobierno brasileño a los extranjeros es de 10.000 reales por mes (unos 4.166 dólares), pero el caso de los médicos cubanos tiene sus propias particularidades y se rige por un convenio firmado en el ámbito de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) .

Según el acuerdo con la OPS, el Gobierno cubano recibe el salario de los médicos a través de ese organismo y luego le paga a sus profesionales una suma hasta ahora no precisada en forma oficial.

La semana pasada, la cubana Ramona Matos Rodríguez abandonó el programa "Más Médicos" y presentó un pedido de refugio ante las autoridades de Brasil.

Alegó, entre otras razones, que sólo recibía 400 dólares por su trabajo y que otros 600 dólares le eran depositados mensualmente en una cuenta en Cuba, mientras que el resto del dinero se quedaba en manos del Gobierno de La Habana.

A la espera de que se resuelva su situación, Matos Rodríguez comenzó a trabajar hoy con la Asociación Médica Brasileña (AMB), un organismo privado que desde el inicio se opuso a la contratación de médicos extranjeros para suplir las carencias de la salud pública.

El presidente de la AMB, Florentino Cardoso, dijo que la decisión de ofrecer trabajo a la cubana fue una muestra de "solidaridad" con su situación, ya que "un profesional no puede trabajar en Brasil y ganar solamente 400 dólares" por mes.

"Queremos que trabaje con nosotros, que revalide su diploma y que pueda ejercer la medicina libremente en Brasil", dijo el presidente de la AMB, quien aclaró que Matos Rodríguez ejercerá sólo funciones administrativas.

Según el contrato firmado hoy con la AMB, la médica cubana tendrá unos ingresos mensuales próximos a los 4.000 reales (1.666 dólares), entre salario y otros beneficios garantizados por la ley brasileña.

Tras la deserción de Matos Rodríguez, este lunes se informó que el médico cubano Ortelio Jaime Guerra, quien había llegado a Brasil en las mismas condiciones, también abandonó su trabajo y viajó a Estados Unidos.

La deserción de Guerra fue confirmada por las autoridades del municipio paulista de Pariquera Açú y por el propio médico, quien en su perfil en una red social escribió que había abandonado Brasil por unas "cuestiones de seguridad" que no especificó.