• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La mayoría de los redactores jefe del periódico Le Monde dimite en bloque

Fachada del diario Le Monde | AFP

Fachada del diario Le Monde | AFP

Los redactores jefe aseguran en su misiva que en los últimos meses "señalaron diversas disfunciones" e intentaron aportar soluciones "sin éxito"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siete de los once redactores jefe y adjuntos del periódico francés "Le Monde" presentaron hoy su dimisión en bloque, ante la falta de confianza de la dirección.

"Una ausencia de confianza y de comunicación con la dirección de la redacción nos impide cumplir con nuestro papel como redactores jefe", comunican los periodistas a la directora del diario, Natalie Nougayrède, y al presidente del directorio, Louis Dreyfus, en una carta que publica el rotativo "Libération".

Los dimisionarios -Cécile Prieur, Françoise Tovo, Nabil Wakim, François Bougon, Vincent Fagot, Julien Laroche Joubert y Damien Leloup, que ya amenazaron el pasado otoño con tomar esta decisión- se comprometen a permanecer en sus cargos hasta que sean sustituidos.

Los redactores jefe aseguran en su misiva que en los últimos meses "señalaron diversas disfunciones" e intentaron aportar soluciones "sin éxito".

Uno de los principales puntos de desacuerdo con la dirección del diario es la decisión de reubicar de la edición impresa a la digital del periódico a 57 trabajadores, que serán despedidos si no aceptan el cambio.

Nougayrède -de 48 años, antigua corresponsal en Moscú y corresponsal diplomática- accedió a la dirección del rotativo en marzo de 2013, tras la repentina muerte de Erik Izraelewicz, con lo que se convirtió en la primera mujer en tomar las riendas de Le Monde en sus casi 70 años de historia.

Entonces recibió el apoyo del 79,98 % de la redacción, que aprobó a la candidata de los tres principales accionistas, los empresarios Pierre Bergé, Xavier Niel y Matthieu Pigasse.

Entre sus retos estaban pasar en dos años de los 50.000 a los 200.000 abonados en la edición digital y estabilizar las ventas en papel, que en 2013 cayeron un 2%.