• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El papa llama "hipócrita" a quien habla de paz pero vende armas

Francisco pidió a sus sacerdotes aceptar el “cansancio positivo y saludable” de ser un buen pastor | Foto EFE

El papa Francisco | Foto EFE

"Quien habla de paz y no la hace está en una contradicción", aseguró el pontífice

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Francisco dijo hoy que quien habla de paz y al mismo tiempo vende armas es un "hipócrita" e insistió en que no es suficiente hablar de ella, sino que hay que "hacer la paz".

"Quien habla de paz y no la hace está en una contradicción. Y quien habla de paz y favorece la guerra con la venta de armas es un hipócrita", dijo el pontífice argentino según la agencia italiana Ansa.

El papa Bergoglio hizo estas declaraciones durante el vuelo de regreso desde Sarajevo, donde hoy hizo una visita de una jornada y en la que se refirió precisamente a las ventas de armamento y a los conflictos armados en el mundo.

"En nuestro tiempo, el deseo de paz y el compromiso por construirla contrastan con el hecho de que en el mundo existen numerosos conflictos armados. Es una especie de tercera guerra mundial combatida 'por partes' y, en el contexto de la comunicación global, se percibe un clima de guerra", afirmó Bergoglio en la capital bosnia.

"¡Nunca más la guerra!" fue el mensaje del papa durante su estancia en la capital de Bosnia-Herzegovina, un país que veinte años después de su guerra civil continúa dividido por líneas étnicas y religiosas, a pesar de los avances logrados en la reconciliación.

"Hoy, queridos hermanos y hermanas, se eleva una vez más desde esta ciudad el grito del pueblo de Dios y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad: ¡Nunca más la guerra!", dijo Jorge Bergoglio, durante una misa celebrada en el estadio olímpico del barrio sarajevita de Kosevo, ante unos 70.000 fieles.

La visita de Bergoglio duró solo unas horas y su programa estuvo repleto de eventos con los ciudadanos, con los jóvenes, con los religiosos y con las autoridades del país.

El acto más multitudinario fue el del estadio olímpico Asim Ferhatovic, una misa al aire libre que se celebró en un ambiente que combinaba la solemnidad del acto religioso con la exaltación de los fieles que habían acudido desde primera hora de la mañana para ver al papa.