• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El posible levantamiento de sanciones a Irán afecta el equilibrio en la OPEP

Irán ha planteado en la 164ª reunión ministerial del grupo petrolero, celebrada hoy en Viena, el escenario en el que pretende estar dentro de seis meses: sin sanciones y con su crudo fluyendo sin trabas a los mercados, lo que supone un problema a la hora de ajustar la división de la producción en el grupo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pleno retorno del petróleo de Irán a los mercados internacional por el posible levantamiento de las sanciones internacionales impuestas por su programa nuclear está trastocando los equilibrios dentro de la OPEP, liderada por Arabia Saudí, el gran rival regional de la República Islámica.

Irán ha planteado en la 164ª reunión ministerial del grupo petrolero, celebrada hoy en Viena, el escenario en el que pretende estar dentro de seis meses: sin sanciones y con su crudo fluyendo sin trabas a los mercados, lo que supone un problema a la hora de ajustar la división de la producción en el grupo.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) confirmó hoy mantener sin cambios su nivel conjunto de producción en 30 millones de barriles diarios (mbd), de los que Arabia Saudí produce alrededor de un tercio.

Antes de las sanciones petroleras, Irán estaba en 2010 sólo por detrás de los saudíes, con una producción de unos 3,7 mbd, que ahora se sitúa en apenas 2,7 mbd, de los que alrededor de 1,8 millones están reservados para el consumo interno.

El ministro del Petróleo iraní, Bijam Namdar Zangeneh, aseguró hoy en Viena que las exportaciones rondan "alrededor de un millón de barriles diarios" y existe potencial para subir la producción en caso de que las sanciones se levanten.

Para finales de 2014, subrayó Zangeneh, Irán podría bombear unos 4 mbd, y se mostró confiado en que el resto de miembros de la OPEP "sean sabios" y que cuando un socio retorna al mercado "abran la puerta y no se enfrenten con él".

Pero también Irak, un país bajo fuerte influencia de Irán, ha dejado claro que espera aumentar su nivel de producción en un millón de barriles diarios, con el objetivo de exportar 3,4 mbd en 2014.

Libia, que ha visto caer su producción por la inseguridad desde el millón de barriles a unos 300.000, también tiene capacidad de incrementar su bombeo el año que viene, siempre y cuando la seguridad mejore en el país.

Dado que la propia OPEP ha reconocido que la demanda de su petróleo en 2014 se estancará en los actuales niveles de unos 30 mbd, se verá con seguridad obligada a negociar un nuevo reparto si quiere respetar sus propios límites y conservar, como desea, el barril de "oro negro" por encima de los 100 dólares.

"Si Irán vuelve (al mercado) e Irak y Libia aumentan su producción habrá gran presión sobre los mercados. Y podrían verse obligados a un recorte de la producción", declaró hoy a Efe Ehsan Ul-Haq, analista de la consultora energética londinense KBC.

"Hay posibilidad de que haya tensiones por las cuotas", agregó el analista, aunque consideró que sigue en pie la disposición saudí de rebajar su propia producción para dar cabida a posibles aumentos de Irán, Irak y Libia.

Si bien para este analista es muy difícil que Irán e Irak logren las subidas que pretenden, estas cifras deben entenderse como "cartas de negociación" en el futuro reequilibrio del cártel.

Arabia Saudí, indiscutible líder de la OPEP y que siempre ha tenido una posición moderada favorable a los grandes consumidores de energía, como EEUU, ha incrementado su bombeo -junto a Catar, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos- para cubrir otras bajadas de producción.

Riad producía poco más de 8 mbd en el año 2010, mientras que este año ha llegado a bombear incluso por encima de los 10 mbd, según los propios datos de la OPEP.

"Arabia Saudí puede recortar su producción, pero van a esperar que otros hagan lo mismo", anticipó Ul-Haq.

Por otra parte, el analista Mehdi Ali, de la consultora MAA, aseguró que no habrá problemas mientras los precios sigan altos y el mercado permanezca estable.

Sin embargo, "habrá tensiones" si la situación cambia en los próximos meses con la llegada de más petróleo que presione a la baja el valor del crudo, advirtió.

"Si los precios se mantienen como hasta ahora (por encima de los 100 dólares) todos estarán contentos, pero si lo precios bajan será otra cosa", explicó hoy a Efe en Viena, al margen de la reunión ministerial de la OPEP.

Venezuela, un aliado de Irán, ya ha dejado claro que apoya a Teherán para que recupere un papel más importante dentro del grupo.

En ese sentido, el ministro venezolano del Petróleo, Rafael Ramírez, advirtió de que aquellos miembros de la OPEP que exceden sus cuotas de producción, tendrán que cerrar algo los grifos.

"Hay países que elevaron su producción por encima de lo normal y que van a tener que retroceder", aseguró Ramírez hoy, sin mencionar por su nombre a países como Arabia Saudí y las pequeñas monarquías del Golfo Pérsico.