• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Al menos 20 leales al régimen sirio mueren en choques cerca de Damasco

Violencia en Siria/ EFE

Violencia en Siria/ EFE

El Ejército Libre Sirio quiere ganar tiempo para que los habitantes de la localidad puedan abandonar sus casas antes de que las fuerzas gubernamentales lancen una ofensiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos una veintena de miembros de las fuerzas gubernamentales sirias murieron hoy en choques con los rebeldes en la localidad de Qudsaya, en las afueras de Damasco, según la oposición.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que al menos 21 miembros de la Guardia Republicana fallecieron, mientras que el activista opositor Omar Hamza dijo por internet que perecieron decenas de leales al régimen, entre los que había "shabiha", milicianos progubernamentales.

Hamza, que reside en las afueras de la capital, explicó que los efectivos del régimen se enfrentan a los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS), que intentan evitar que las tropas gubernamentales irrumpan en Qudsaya.

El activista apuntó que el ELS quiere ganar tiempo para que los habitantes de la localidad puedan abandonar sus casas antes de que las fuerzas gubernamentales lancen una ofensiva.

Según el Observatorio, las víctimas perdieron la vida por disparos y un ataque de los insurgentes a un minibús durante los choques, que ha tenido lugar cerca de viviendas de miembros de la Guardia Republicana en Qudsaya.

Por el momento, las autoridades sirias no han confirmado bajas en sus filas, aunque la agencia de noticias oficial Sana anunció que el ejército ha lanzado una amplia operación militar para restaurar la estabilidad y la seguridad, y "evitar que la población de esta ciudad sufra por los terroristas".

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por el régimen sirio a los periodistas para trabajar.

El conflicto que vive Siria desde marzo de 2011 ha causado ya unos 25.000 muertos, mientras que 2,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y más de 250.000 se han refugiado en los países vecinos, según Naciones Unidas.