• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Los latinoamericanos son los más felices del mundo a pesar de la inseguridad

Las futuras discapacidades y problemas de salud de una persona pueden predecirse por la disposición mental de ese individuo hacia la vida

Los latinoamericanos son los más felices del mundo

La tasa de homicidios en América Latina es la más alta del mundo, con una media de 22,2 asesinatos por cada 100.000 habitantes, pero al mismo tiempo la región ha sido capaz de seguir afianzando en los últimos años sus estándares de desarrollo humano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los problemas de inseguridad en América Latina, la región con la mayor tasa de homicidios del planeta, no impiden que sus ciudadanos sean los más felices del mundo, una aparente "contradicción" que se explica por los enormes progresos que ha logrado la región en la última década.

Así lo aseguró hoy en una entrevista a Efe el subsecretario general de la ONU, Heraldo Muñoz, quien en el primer Día Internacional de la Felicidad recordó que "58 millones de latinoamericanos han dejado de ser pobres en los últimos diez años, han salido antes de la crisis, y encima ya no hay dictaduras y la democracia se extiende".

El diplomático chileno aseguró que los latinoamericanos se sienten ahora más felices que en otros tiempos porque en la última década han logrado progresar de forma "significativa" en los principales indicadores de desarrollo: hoy viven "mucho más" que hace diez años, tienen mayores ingresos y están mejor educados.

La tasa de homicidios en América Latina es la más alta del mundo, con una media de 22,2 asesinatos por cada 100.000 habitantes, muy por encima del promedio mundial de 6,9, pero al mismo tiempo la región ha sido capaz de seguir afianzando en los últimos años sus estándares de desarrollo humano.

"Puede parecer una contradicción, los ciudadanos más felices del mundo y a la vez los que más miedo tienen a la inseguridad y a la violencia, pero se trata del resultado de una década de avances significativos en todos los ámbitos", detalló el también director del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe.

Sin embargo, Muñoz advirtió de que los progresos obtenidos "no son suficientes ni armónicos", de ahí que los mayores retos pendientes de América Latina sigan siendo combatir las enormes desigualdades -la región está a la cabeza de las más desiguales del mundo- y frenar la inseguridad ciudadana.

En un mensaje con motivo del Día Internacional de la Felicidad, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo hoy que las personas aspiran a una "vida feliz y gratificante, libre de miedo y en armonía con la naturaleza", pero al mismo tiempo "demasiados" viven en pobreza extrema, y muchos afrontan las amenazas de la crisis, la violencia y el crimen.

Según un informe encargado el año pasado por la ONU, que compara diferentes encuestas y estadísticas, incluida una recopilación de datos de Gallup entre 2005 y 2011, los países más felices del mundo son Dinamarca, Finlandia y Noruega, mientras que República Centroafricana, Benín y Togo están a la cola de la felicidad,

España ocupa el puesto 22 de la lista, mientras que el país latinoamericano que aparece en primer lugar del ránking es Costa Rica (12), seguido de Venezuela (19), Panamá (21), México (24), Brasil (25), Puerto Rico (27), Guatemala (37), Argentina (39) o Colombia (41).

Por debajo aparecen otros países como Chile (43), El Salvador (48), Uruguay (50), Bolivia (57), Honduras (63), Ecuador (66), Cuba (69), Paraguay (70), Perú (77), Nicaragua (89), República Dominicana (93) y, muy por detrás, Haití, que ocupa el puesto 149 de una lista de 155 naciones.

La Asamblea General de la ONU proclamó el año pasado que cada 20 de marzo sea el Día Internacional de la Felicidad para celebrar que la búsqueda de la "la felicidad y el bienestar" son "objetivos y aspiraciones universales en la vida de los seres humanos", y para que guíen "los objetivos de las políticas públicas" de los países.

Un año antes, en julio de 2011, la Asamblea General ya reconoció que la búsqueda de la felicidad es "un objetivo humano fundamental", a petición de Bután, que es el país más feliz de Asia y el octavo del mundo, según otro ránking elaborado por la revista Business Week.