• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El juicio contra Mursi comenzará el próximo 4 de noviembre

Miles de seguidores de Mursi rechazan al Ejército en plazas de El Cairo | Reuters

Miles de seguidores de Mursi rechazan al Ejército en plazas de El Cairo | Reuters

Mursi y otros catorce dirigentes de los Hermanos Musulmanes están acusados de perpetrar actos violentos e instigar al asesinato y el vandalismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El juicio contra el depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes comenzará el próximo 4 de noviembre, anunció hoy el presidente del Tribunal de Apelación de El Cairo, Nabil Salib.

Salib explicó que Mursi y otros catorce dirigentes de los Hermanos Musulmanes están acusados de perpetrar actos violentos e instigar al asesinato y el vandalismo en los alrededores del palacio presidencial de Itihadiya el 5 de diciembre pasado, según la agencia de noticias estatal Mena.

Entre los cabecillas de la Hermandad que serán juzgados junto al derrocado mandatario se encuentran el vicepresidente del Partido Libertad y Justicia -brazo político de la Hermandad-, Esam el Erian, y otro de sus dirigentes, Mohamed Beltagui.

El Tribunal Penal de El Cairo, presidido por el juez Ahmed Sabri Yusuf, será el encargado del proceso.

Las investigaciones de la fiscalía señalan que Mursi alentó a sus partidarios a cometer asesinatos y emplear la violencia contra los manifestantes pacíficos congregados cerca de Itihadiya para rechazar el polémico decreto constitucional con el que este había blindado sus poderes.

El ministerio público indica que, ante la negativa de los manifestantes a abandonar las inmediaciones del palacio presidencial, los ayudantes de Mursi convocaron a sus seguidores para dispersar por la fuerza la concentración.

Según las pesquisas de la fiscalía, los partidarios del presidente atacaron y dispararon contra los manifestantes y quemaron sus tiendas de campaña, además de torturar a 54 personas cerca del palacio.

El Arian y Beltagui son sospechosos de instigar a través de los medios de comunicación a que esas manifestaciones fueran disueltas por la fuerza.

Esta es la primera causa por la que Mursi, que se encuentra detenido por los militares en un lugar desconocido, será procesado tras ser depuesto por el ejército el pasado 3 de julio.

También está acusado de haber insultado al poder judicial y de haber estado vinculado al grupo palestino Hamás para perpetrar "acciones enemigas contra el país", entre otros cargos.