• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Un joyero mató a un ladrón que acababa de robarle

El ladrón, de unos 20 años, fue alcanzado por los disparos del joyero cuando huía en la parte de atrás de una moto y cayó con parte del botín, mientras que su cómplice se dio a la fuga

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un joyero de la localidad francesa de Niza (sureste) disparó y mató hoy a uno de los dos ladrones que acababan de atracarle en su establecimiento, informaron fuentes policiales.

El propietario del establecimiento se encuentra detenido con los cargos de homicidio voluntario.

El ladrón, de unos 20 años, fue alcanzado por los disparos del joyero cuando huía en la parte de atrás de una moto y cayó con parte del botín, mientras que su cómplice se dio a la fuga, precisaron las fuentes.

El establecimiento, situado en el centro de Niza, había sido objeto de otro robo, por el procedimiento de butrón.

En esta ocasión, los dos individuos entraron en la joyería blandiendo un arma pocos minutos antes de la apertura, entorno a las 7.00 horas GMT.

Tras obligar al propietario a abrir la caja fuerte y a entregarle las joyas, huyeron en una moto. El joyero les persiguió unos metros y abrió fuego, lo que causó la muerte de uno de ellos.

Según testigos presenciales se escucharon dos disparos.

Los hechos se producen en un contexto de recrudecimiento de los robos de joyas en la Cosa Azul francesa.

En julio pasado, el hotel Carlton de Cannes fue escenario del robo de las joyas, propiedad de la casa israelí Laviev, expuestas en una de sus salas y cuyo valor ronda los 100 millones de euros.

A mediados del mes pasado se produjo el robo de dos relojes de lujo en otro hotel de Niza.

Durante el pasado festival de Cannes, el 17 de mayo, el hotel Novotel fue escenario del robo de un cofre con joyas procedentes de la marca Chopard valoradas en 1,4 millones de euros.

Cuatro días más tarde, el joyero suizo Grisogono denunció el robo de un collar valorado en 2 millones de euros durante una fiesta que tuvo lugar en la vecina ciudad de Antibes.

Lejos de la Costa Azul, en París, una joyería de la exclusiva plaza Vendome fue víctima de un robo por el procedimiento de empotrar un coche contra su escaparate el pasado lunes.