• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

81 % de los jordanos apoya aplicación de la pena de muerte

El gobierno reanudó la aplicación de la condena después de recibir amenazas de grupos islamistas que afirman que se abolición permitió un aumento de la criminalidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En total 81%  de los jordanos consultados en una encuesta apoya la decisión del gobierno de reanudar la aplicación de la pena de muerte para los condenados por asesinato.

El sondeo, del Centro de Estudios Estratégicos de la Universidad de Jordania, fue difundido este martes y financiado con fondos estatales. Mostró que 19% de los encuestados consideraba que la pena capital era “inhumana porque la vida y la muerte están en manos de dios”.

Esa minoría sugirió que la pena de muerte debería sustituirse por otros castigos como la cadena perpetua.

El domingo, el Ministerio jordano de Interior ejecutó a 11 hombres condenados a muerte por asesinato.

El anuncio del Ministerio del ahorcamiento de los condenados en la prisión de Suwaga, 70 kilómetros al sur de Ammán, se produjo pocas horas después de que las órdenes respectivas emitidas por el gobierno fueran ratificadas por el rey Abdalá II. Las autoridades dijeron que las ejecuciones, las primeras en llevarse a cabo en el país desde 2006, pretendían mandar un mensaje a “todos los asesinos potenciales” para decirles que “la pena de muerte les estaba esperando si deciden matar a alguien”.

El ministro de Interior, Husein Mayali, aseguró el mes pasado que el gobierno estaba recibiendo presiones para reanudar las ejecuciones y citó a determinados islamistas para quienes la suspensión de esa pena ha contribuido al aumento de los crímenes en los últimos años.

La reanudación de las ejecuciones en Jordania fue criticada por algunos enviados europeos, incluido el embajador británico en el país, Peter Millet, que la lamentó porque “socava la dignidad humana”.

Legisladores y políticos jordanos acusaron entonces a Millet de entrometerse en los asuntos internos de Jordania.