• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Teherán: Enriquecimiento de uranio no es negociable

Presidente iraní, Hasan Rohaní / AP

El presidente Rohaní tiene la esperanza que se levanten las sanciones a Irán / AP

El presidente Hasan Rohaní dijo que la Agencia Internacional de Energía Atómica podrá supervisar las actividades de su país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El desarrollo de las tecnologías nucleares civiles y el enriquecimiento de uranio no son negociables, aunque sí las características de los mismos, aseguró el presidente de Irán, Hasan Rohaní. "Hemos dejado abiertas las puertas de las plantas nucleares para la agencia (internacional de energía atómica) y ellos pueden supervisar".

En declaraciones difundidas por la agencia de noticias Isna, Rohaní restó importancia a las declaraciones del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. "El hecho de que un régimen ocupante de la región hable con un tono incorrecto sobre Irán para nada nos debe preocupar; nosotros de Israel no esperamos más que eso".

El mandatario admitió, sin embargo, que es necesario que Irán cubra la ausencia de un lobby en Estados Unidos para contrarrestar al de Israel y explicar a la opinión pública estadounidense que las reclamaciones israelíes son incorrectas.

Rohaní manifestó su esperanza de lograr el levantamiento de las sanciones que se impusieron al país, pues considera que los ánimos de la comunidad internacional se inclinan en esa dirección.

Occidente está considerando permitir a Irán algunas actividades de enriquecimiento de uranio, como parte de un posible acuerdo, dijo Linas Linkevicius, canciller de Lituania, país que ostenta la presidencia rotativa de la Unión Europea.

"Creo que parte del juego es que si los iraníes prueban que lo que sea que estén haciendo es pacífico, será posible que lo hagan. Es condicional. No es un acuerdo cerrado, pero sin embargo es una posibilidad para explorar", aseguró Linkevicius.

Una serie de resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU exigen a Irán que detenga el enriquecimiento de uranio. Teherán se ha negado a cumplirlas, diciendo que su membresía al Tratado de No Proliferación Nuclear le permite desarrollar tecnología atómica con fines pacíficos.