• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Se investigará la muerte de embarazada pese a negativa del marido a colaborar

Una mujer participa en la vigilia contra cambios en la ley del aborto en Dublín, tas la muerte de Savita Halappanavar en Irlanda / REUTERS

Una mujer participa en la vigilia contra cambios en la ley del aborto en Dublín, tas la muerte de Savita Halappanavar en Irlanda / REUTERS

Savita Halappanavar, embarazada de 17 semanas, falleció el pasado 28 de octubre de septicemia en un hospital de Galway, después de que los médicos se negaran a practicarle un aborto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno irlandés aseguró hoy que la investigación sobre la muerte de una mujer con un embarazo problemático, a la que se denegó un aborto en un hospital, seguirá adelante pese a la negativa de su marido a colaborar en la pesquisa.

Savita Halappanavar, embarazada de 17 semanas, falleció el pasado 28 de octubre de septicemia en un hospital de Galway (oeste de Irlanda), después de que los médicos se negaran a practicarle un aborto, alegando que la ley lo impedía mientras latiera el corazón del feto, pese a que el estado de la mujer empeoraba.

Praveen, marido de Savita, se niega a colaborar en la investigación del Gobierno porque considera que no ofrece garantías de independencia.

El ministro irlandés de Gasto Público y Reforma, Brendan Howlin, afirmó hoy que el Ejecutivo de coalición entre el conservador Fine Gael y los laboristas está "abierto a explorar cualquier idea", pero recordó que el trabajo de un tribunal investigador independiente, la opción preferida por la familia de Savita, sería "mucho más lento".

El Departamento de Sanidad irlandés (HSE) ha formado un grupo de investigación encabezado por Sabaratnam Arulkumaran, jefe de ginecología y obstetricia de la Universidad San Jorge de Londres, que incluía también a otras seis personas, tres de ellas miembros del hospital donde falleció la mujer.

Ante las quejas del marido, el Gobierno ha retirado a esos tres especialistas, pero desde grupos antiabortistas se critica ahora la elección de Arulkumaran, que califican de "desafortunada e inapropiada", pues le consideran partidario del aborto.

El laborista Howlin aseguró hoy que ninguno de los siete miembros del grupo de investigación del HSE tendrá "conexión alguna" con este caso, y prometió que el proceso será "objetivo, justo y rápido".

A las críticas que está generando la actuación de las autoridades, se ha unido una moción presentada este martes ante el Parlamento por el Sinn Fein, cuarto partido nacional, para pedir una reforma "urgente" de la ley del aborto y evitar muertes como la de Savita.

Esta propuesta, que se votará hoy, pide al Gobierno que dé efecto legal a una resolución del Tribunal Supremo de 1992 que cuestionó la legislación vigente, una de las más restrictivas de la Unión Europea (UE) y duramente criticada por los tribunales comunitarios.

El aborto es ilegal en Irlanda excepto cuando la vida de la madre corre peligro, incluida la amenaza de suicido, excepciones que fueron establecidas por el Tribunal Supremo hace 20 años, pero que nunca han sido refrendadas por los legisladores ni incluida en la Constitución, por lo que queda expuesta a la interpretación.

Para evitar que la moción del Sinn Fein prospere, el Gobierno ha presentado una propia, que seguramente será aprobaba hoy en votación, en la que reitera su intención de acabar con la citada incertidumbre legal.

No obstante, el Ejecutivo quiere esperar a conocer el 27 de noviembre el contenido un informe elaborado por una comisión de expertos, encabezada por el juez Sean Ryan, sobre la situación de la ley del aborto en este país.

A diferencia de la investigación del HSE, las conclusiones de esta comisión podrían ser tenidas en cuenta por el Ejecutivo con vistas a acometer una reforma de la legislación vigente, lo que podría llevar a convocar un referéndum sobre esta cuestión.

El ministro de Sanidad, James Reilly, indicó que el Parlamento nacional podrá debatir y analizar el documento del juez Ryan "inmediatamente después" del próximo martes, aunque evitó poner una fecha para acometer la reforma de la ley del aborto.