• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Más de 1.500 inmigrantes han muerto al intentar llegar a Australia desde 1990

Sobrevivientes de MV Lady of Mount Carmel, Filipinas | Cortesía HispanTV

Imagen referencial. Naufragio | Cortesía HispanTV

En octubre de 2001, 353 personas, entre ellas 146 niños, perdieron la vida al hundirse el barco en el que esperaban alcanzar territorio oceánico, la mayor tragedia vinculada a la inmigración ilegal de la historia de Australia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 1.500 personas han perdido la vida en alta mar desde 1990 al intentar alcanzar las costas australianas a bordo de frágiles embarcaciones comandadas por mafias de traficantes de personas, según los datos oficiales publicados hoy.

En este periodo de tiempo, más de 1.100 embarcaciones cargadas con unos 70.000 inmigrantes indocumentados han intentado llegar a Australia, en unos 40 casos con trágico final al naufragar el barco en el que viajaban causando centenares de muertes, reporta el diario "Sydney Morning Herald".

En octubre de 2001, 353 personas, entre ellas 146 niños, perdieron la vida al hundirse el barco en el que esperaban alcanzar territorio oceánico, la mayor tragedia vinculada a la inmigración ilegal de la historia de Australia.

El flujo de barcos cargados con personas que anhelan lograr asilo político en Australia se ha visto afectado por varios factores como la política de inmigración aplicada por los gobiernos australianos que han regido durante este periodo, o el ascenso del Partido Baath en Irak y la llegada al poder de los talibanes en Afganistán.

Durante el gobierno del primer ministro conservador John Howard (1996-2007), la llegada a Australia de barcos con inmigrantes indocumentados, que principalmente parten desde Indonesia, aumentó hasta alcanzar las seis embarcaciones por cada cien días.

A lo largo del mandato de Howard, el número de fallecimientos fue de 26 por cada mil pasajeros.

En el primer gobierno del laborista Kevin Rudd (2007-10), se triplicó el número de llegadas de barcos con inmigrantes ilegales, mientras la tasa de mortalidad bajó a 22 por cada mil pasajeros.

De 2010 a 1013, en la etapa laborista de Julia Gillard la llegada de barcos con solicitantes de asilo volvió a aumentar a 55 por cada cien días y durante el mandato de su sucesor, Kevin Rudd, quien permaneció unos tres meses en el poder, se interceptaba a diario una de estas embarcaciones con inmigrantes ilegales.

Tras la celebración de elecciones generales el mes pasado y el regreso de los conservadores con Tony Abbott, que asumió las riendas del Ejecutivo a mediados de mes, se han registrado 8 incidentes.

Abbott se reunió esta semana con el presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, para abordar este problema que ha llevado a miles de inmigrantes de Afganistán, Bangladesh, Irak, Irán y Sri Lanka a realizar este viaje por alta mar.

La mayoría de inmigrantes indocumentados son detenidos y llevados a centros de detención en terceros países para procesar sus solicitudes de asilo que puede llevar años.