• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Quiero ser monja, el reality show que causa furor en España

El reality show  mostrará cómo un grupo de veinteañeras “descubren la llamada divina” | Foto: avozdegalicia.es

El reality show mostrará cómo un grupo de veinteañeras “descubren la llamada divina” | Foto: avozdegalicia.es

El programa se difundira a partir de finales de febrero durante seis semanas e imita una emisión de la cadena norteamericana Lifetime, titulado The Sisterhood: becoming nuns

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cinco chicas con una fuerte vocación religiosa participarán en España en un reality show, titulado “Quiero ser monja”, que mostrará cómo un grupo de veinteañeras “descubren la llamada divina” y se interesan por la vida monaca.

“Con este programa no queremos generar polémica, sino un debate muy sano sobre el tema de la vocación religiosa”, afirmó el viernes a la agencia AFP Mariano Blanco, el director de Producción de Programas de Cuatro (la cadena privada que emitirá el programa).

“Las congregaciones religiosas reconocen que puede ser de gran ayuda si sirve para incrementar el número personas que expresan su vocación religiosa”, añadió.

El programa se difundira a partir de finales de febrero durante seis semanas e imita una emisión de la cadena norteamericana Lifetime, titulado “The Sisterhood: becoming nuns”.

Este singular formato desembarca en Europa de la mano de la cadena Cuatro, que pertenece a Mediaset -propiedad del exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi-, en colaboración con la norteamericana Warner.

Las cinco chicas protagonistas fueron seleccionadas bajo la premisa “de que hubieran encontrado la llamada divina y de que manifestaran su intención de ser monjas”, explicó Mariano Blanco.

“Todas ellas son chicas normales, que están en nuestro entorno, e incluso una de ellas tiene pareja”, añadió.

A lo largo del programa, ellas pasarán seis semanas en comunidades religiosas en Madrid, Granada (Andalucía, sur de España), Alicante (Valencia, este del país) y Bolivia.

Sus tareas serán variopintas: primero visitarán una comunidad misionera dedicada a la caridad y la educación, luego una congregación con 500 años de historia de clausura y finalmente colaborarán en una misión en la selva de Bolivia.

Una trayectoria que terminará en el último capítulo “cuando decidirán si han escuchado o no la llamada, y si quieren o no ser monjas”, explicó Mariano Blanco.