• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ABC: "El infierno de los calabozos de la policía en Caracas"

Prisioneros en los calabozos de la Policía de Chacao | Foto: <i>abc.es</i>

Prisioneros en los calabozos de la Policía de Chacao | Foto: abc.es

Hay hasta 133 detenidos en un espacio destinado para albergar a 36 personas. Los presos deben improvisar recipientes de plástico así como bolsas para depositar la orina y las heces

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los calabozos de la Policía Municipal de Chacao ocurrió un motín el pasado 21 de febrero, en el cual los presos exigieron un traslado de penal y se quejaron por los reducidos espacios, así como por retrasos en los procesos respectivos.

Medios locales reseñaron que en el enfrentamiento 10 personas resultaron heridas: ocho presos y dos funcionarios. La organización Observatorio Venezolano de Prisioneros (OVP) aseveró que en 23 centros penitenciarios preventivos hubo ocho motines, 10 intentos de fuga, siete incidentes de fugas exitosas y siete secuestros durante 2015.

En Venezuela, los centros de reclusión preventivas se convirtieron en prisiones de estancia indefinida en las que nadie sabe cuándo será liberado o trasladado, en vez de ser un centro para el encierro temporal.

Los detenidos no deberían permanecer más de 45 días en un calabozo preventivo; sin embargo, pasan hasta más de tres años sin que por ello se reduzca la condena, reseñó el periodista de abc.es Jorge Benerza, quien tuvo acceso a los calabozos.

“Estos calabozos son un infierno”, dice uno de los policías en el centro policial durante la visita del periodista, puesto que en un área de 48 metros, construida para encerrar a 36 personas, hay actualmente 133. Los espacios de visita son utilizados temporalmente para reclusos enfermos o heridos.

“La hediondez es penetrante y el calor insoportable, casi no se puede respirar; no existen condiciones sanitarias para tantas personas”, describe el periodista. Los detenidos cuentan con una sola regadera para asearse, además deben improvisar y tener un recipiente plástico y bolsas para depositar la orina y heces.

Ramón Muchacho, alcalde del municipio, sostiene que el estado del centro de reclusión “es el reflejo de la realidad judicial que padecen todos los organismos policiales del país”. Para él, Iris Valera, ministra de Asuntos Penitenciarios, no reconoce que hay una crisis carcelaria.

Para leer el reportaje completo haga clic aquí.