• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El hallazgo de cuatro cuerpos eleva a 35 el número de muertos

Los equipos de emergencia han trasladado a los heridos a cuatro hospitales cercanos, mientras continúan las tareas de rescate | AP

Continúan las tareas de rescate | AP

El mal tiempo y las fuertes corrientes en el río Jilong están dificultando las operaciones de rescate debido a la casi nula visibilidad en las aguas y a la posibilidad de que los desaparecidos hayan sido arrastrados muchos kilómetros río abajo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hallazgo de cuatro cadáveres en las últimas horas ha elevado a 35 el número de muertos en el accidente de avión del pasado miércoles en Taiwán, y los equipos de rescate tienen serios problemas para localizar a los 8 desaparecidos, según informó hoy la Administración de Aviación Civil.

El mal tiempo y las fuertes corrientes en el río Jilong están dificultando las operaciones de rescate debido a la casi nula visibilidad en las aguas y a la posibilidad de que los desaparecidos hayan sido arrastrados muchos kilómetros río abajo.

Una grabación de la conversación entre el piloto del siniestrado vuelo GE235 de la aerolínea taiwanesa TransAsia y la torre de control del aeropuerto Zhongshan de Taipei apunta a que uno de los motores se incendió al poco de despegar.

En la grabación difundida en internet y cuya autenticidad ha confirmado hoy la Administración de Aviación Civil de Taiwán, el piloto dice "!Socorro, socorro, motor en llamas!" tras lo cual se perdió el contacto con el avión.

TransAsia desveló que uno de los motores del avión siniestrado, que recibió el 14 de abril de 2014 y fue revisado el 26 de enero de este año, fue cambiado en Macao, cuando venía de camino a Taiwán, por la empresa canadiense Pratt & Whitney.

Tan sólo hay tres sobrevivientes entre los 31 pasajeros chinos del vuelo, mientras que se han salvado 12 de los 27 taiwaneses, incluida una azafata, pero el piloto Liao Chien-tsung, el copiloto Liu Tzu-chung y el ingeniero de vuelo Hung Ping-chung fallecieron. Ocho de los supervivientes resultaron heridos.

Numerosos ciudadanos chinos están cancelando sus viajes a Taiwán, tras el accidente, lo que se teme cause fuertes pérdidas en el sector turístico isleño, ya que en 2014 llegaron a la isla 5,2 millones de turistas de China, Hong Kong y Macao, más de la mitad del total de 9,9 millones de turistas que se recibieron.

El Consejo de Seguridad Aérea de Taiwán anunció que expertos chinos participarán en la investigación del accidente, ya que 31 de los pasajeros del vuelo siniestrado eran chinos, en su mayoría procedentes de la ciudad de Xiamen, en la provincia de Fujian.

Internautas en Taiwán alaban al piloto del avión siniestrado, Liao Chien-tsung, por haber evitado estrellarse en una zona habitada de la ciudad y haber logrado llegar hasta el río Jilong.

El aparato -con 58 personas a bordo, entre ellas cinco tripulantes y dos menores- se precipitó al río el miércoles tras perder altura por causas desconocidas y golpear un viaducto, pocos minutos después de despegar con dirección a la isla de Kinmen, a escasos kilómetros de la costa china.

Las dos cajas negras -el registrador de datos de vuelo y la grabadora de voz de la cabina- se recuperaron después de bajar la marea y serán analizadas para establecer las causas del accidente, indicó la Administración de Aviación Civil de la isla.

Se sabe que el piloto hizo tres llamadas de socorro a la torre de control del aeropuerto Songshan de Taipéi y que el aparato, en lugar de girar inmediatamente hacia el sur después de despegar, voló en línea recta y perdió altura hasta tocar en un paso elevado y un taxi para precipitarse a continuación sobre el río.

En su caída -grabada y fotografiada desde coches que circulaban por la autovía que recorre el puente contra el que chocó- el extremo del ala izquierda del aparato impactó con un taxi antes de precipitarse al agua.

El conductor del taxi y una pasajera resultaron heridos y fueron trasladados a un hospital cercano, donde se encuentran fuera de peligro.

"Me desmayé cuando nos golpeó (el avión)", declaró el taxista. Según testigos, el piloto intentó remontar el vuelo antes del choque del aparato con el puente y su caída a las aguas del río, a tan sólo cinco kilómetros de la pista de despegue.

Se trata del segundo accidente de TransAsia Airways en menos de un año, después de que en julio pasado se registraran 49 muertos y 10 heridos al estrellarse otro avión del mismo modelo.

En esa ocasión, el aparato se estrelló cuando intentaba realizar un aterrizaje de emergencia en las islas Pescadores por las malas condiciones meteorológicas debido al paso del tifón Matmo.