• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

6.000 niños son parte de la guerra en Centroáfrica

La situación de seguridad continúa siendo impredecible, los grupos armados se desplazan cometiendo actos de violencia con impunidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En milicias en la República Centroafricana hay 6.000 niños enrolados, declaró en Ginebra un responsable de la Organización de las Naciones Unidas, que denunció la espiral de violencia en el país. Esta estimación casi duplica las cifras anteriores de marzo, señaló Suleyman Diabate, representante de Unicef en la República Centroafricana.

La agencia de la ONU ha denunciado en numerosas oportunidades el reclutamiento de niños en los grupos armados de este país. "La situación que vivimos hoy en día en República Centroafricana es muy, muy grave", recalcó Diabate. La situación de seguridad continúa siendo volátil e impredecible, los grupos armados se desplazan por las zonas rurales cometiendo actos de violencia con total impunidad, agregó.

El representante de Unicef también advirtió que la población civil que queda atrapada en los enfrentamientos diarios entre comunidades cristianas y musulmanas ha establecido grupos de autodefensa. "La crisis es muy compleja. Tenemos lo que llamamos grupos de autodefensa, que han comenzado a organizarse para defenderse de los ataques y estos grupos están formados por muchos niños. La República Centroafricana es la nación donde es más difícil trabajar. Pero estamos allí para ayudar y salvar vidas", dijo. Informó sobre el lanzamiento de una campaña de vacunación y los esfuerzos para que los niños puedan ir a la escuela.

El pasado año el gobierno y algunas organizaciones intentaron desarmar a 5 grupos rebeldes del país. Cerca de Batangafo, en la frontera con Chad, los soldados entregaban sus kalashnikovs a cambio de 30 dólares cada uno, según Telesur.

El actual jefe de Estado, Michel Djotodia tomó el poder el 24 de marzo pasado frente de la coalición rebelde de Seleka, tras derrocar al presidente Francois Bozizé, pero no logra acabar con la violencia en Bangui, la capital, ni en otras zonas del país. De acuerdo a la ONU, más de la mitad de 4 millones de centroafricanos dependen de la ayuda humanitaria.