• Caracas (Venezuela)

Multimedia

Al instante

galería

A golpe de tomates se pasa la crisis

  • 780x506 Esta guerra a tomatazos que se inició hace 67 años como un juego de jóvenes del pueblo se vuelve cada vez con mayor atención la mejor fiesta en todo el mundo | AP/Alberto Saiz
  • 780x506 Los turistas asiáticos se han vuelto visitantes seguros en esta celebración, este año visitantes de Australia, Brasil, Argentina o Letonia, entre otros muchos estuvieron presentes | EFE/Manuel Bruque
  • 780x506 Los preparativos para este ritual, que se celebra el último miércoles de agosto, comenzaron el martescon un maratón de fiestas, bailes y conciertos hasta el atardecer | EFE/Manuel Bruque
  • 780x506 Sobre el césped de los parques o en el interior de sacos de dormir extendidos en plena calle están a la espera de los camiones cargados de 120 toneladas de tomates que situaron a Buñol | EFE/Manuel Bruque
  • 780x506 Los asistentes a esta fiesta tomatera soportaron el calor y la expectación de las horas previas entre los puestos de bebida, comida y ropa que surgen en las calles del pueblo | AFP/ BIEL ALINO
  • 780x506 Protegiendose con lentes de buceo del ácido del tomate, los tomateros visten comunmente de una camiseta blanca y pantalón corto o trajes de baño que puedan ser desechados en la próxima papelera | AFP / BIEL ALINO
  • 780x506 Algunos se atrevieron a completar la vestimenta con una peculiar protección craneal, una patilla hueca y recortada en forma de casco | EFE/Manuel Bruque
  • 780x506 También abundan los disfraces de conejos rosas, samuráis, cocineros, luchadores de kárate y trajes folclóricos españoles. | AP/Alberto Saiz
  • 780x506 A las once en punto, sonó el disparo de cohete que anuncia el estallido de la contienda, y entonces el centro histórico de casas blancas se transforma en un desastre rojo | AP/Alberto Saiz
  • 780x506 Para España, que enfrenta una de las mayores crisis económicas de la historia, este ejercicio de locura colectiva se convirtió en un acto para olvidar la negatividad y escasez monetaria | REUTERS/Heino Kalis
  • 780x506 "Nos lo habían contado mil veces pero hasta que no lo vives no te das cuenta de lo increíble que es", coincidieron jóvenes australianos y japoneses Todos aseguraron que repetirán, e invitarán a sus compatriotas a compartir esta experiencia. Entre los visitantes, un joven mexicano reconoció el momento de "verdadero agobio" que se vive cuando pasan los camiones y te estrujan contra gente y pared | AP/Alberto Saiz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share: