• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cómo funcionan los pelotones de fusilamiento en Utah

El prisionero es sentado en una silla colocada frente a un panel de madera y entre sacos de arena que impiden que las balas reboten en la habitación | AP

El prisionero es sentado en una silla colocada frente a un panel de madera y entre sacos de arena que impiden que las balas reboten en la habitación | AP

Reviven esta modalidad de pena capital como alternativa secundaria a la inyección letal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador de Utah Gary Herbert aprobó el lunes una ley que devuelve los pelotones de fusilamiento al único estado que los ha usado en los últimos 40 años.

Bajo esa ley, el pelotón de fusilamiento será un método de ejecución de remplazo cuando no haya disponibles drogas para inyecciones letales.

Utah y otros estados norteamericanos están pasando trabajo para mantener sus inventarios de esas drogas, pues los fabricantes en países europeos opuestos a la pena de muerte se niegan a vender los componentes de las inyecciones letales.

Seguidamente un vistazo a cómo funcionará el sistema:

¿Qué sucede el día d ela ejecución?

El prisionero es sentado en una silla colocada frente a un panel de madera y entre sacos de arena que impiden que las balas reboten en la habitación.

Se coloca un blanco sobre el corazón del recluso. Los fusileros apuntan al pecho, no a la cabeza, porque es un blanco más grande.

El condenado tiene dos minutos para pronunciar sus palabras finales.

Cinco fusileros se colocan a unos ocho metros de la silla, con sus rifles Winchester calibre .30 apuntados a través de huecos en una pared. Si aciertan el blanco, el prisionero muere rápidamente de hemorragia.

En el 2010, Ronnie Lee Gardner, último ejecutado por fusilamiento en Estados Unidos, murió tras dos minutos.

Los fusileros

Los fusileros son escogidos de entre policías voluntarios, con prioridad para quienes viven cerca de la zona donde ocurrió el crimen.

Las identidades son mantenidas anónimas, y uno de los fusiles tiene salva, para que nadie sepa quién hizo el disparo fatal.

¿Ha habido problemas con los fusilamientos?

No en la historia reciente, dice Deborah Denno, profesora de la Facultad de Derecho de Fordham, que ha estudiado ejecuciones.

Pero el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, que se opone a la pena capital, dice que los fusilamientos no son un método infalible, porque el condenado puede moverse y los fusileros no acertar el blanco, lo que causaría una muerte más lenta y dolorosa.

¿Hay reclusos en Utah posiblemente encaminados al pelotón de fusilamientos?

Sí. Ron Lafferty, que dijo que Dios le instruyó matar a su cuñada y la bebé de ésta en 1984 a causa del rechazo de ella a su creencia en la poligamia, ha pedido ser fusilado.

El estado dejó de ofrecer el fusilamiento como opción voluntaria en el 2004, pero Lafferty fue condenado antes de ese año.

El otro condenado en Utah cuya ejecución pudiera acercarse, Doug Carter, ha escogido la inyección letal. Bajo la nueva ley, Carter sería fusilado si el estado no consigue las drogas para la inyección letal.