• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Obama y Putin negocian por teléfono un alto al fuego en Siria

 El presidente ruso, Valdimir Putin saluda a su homólogo estadounidense, Barack Obama | EFE

El presidente ruso, Valdimir Putin saluda a su homólogo estadounidense, Barack Obama | EFE

El presidente de Estados Unidos subrayó que "la prioridad ahora es asegurar respuestas positivas por parte del régimen sirio y la oposición armada, así como una implementación fiel por todas las partes con el fin de aliviar el sufrimiento del pueblo sirio y galvanizar el proceso liderado por la ONU"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y Rusia, Vladimir Putin, analizaron hoy por teléfono el acuerdo entre sus Gobiernos para implementar un alto al fuego en Siria a partir del próximo 27 de febrero, según la Casa Blanca, que reconoció que probablemente será "difícil" aplicar el pacto.

A solicitud de Putin, los dos mandatarios hablaron por teléfono sobre el acuerdo "para lograr un cese de hostilidades en Siria", informó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

"El presidente Obama celebró que se llegara a un entendimiento entre Estados Unidos, Rusia y otros socios del Grupo de Apoyo Internacional a Siria sobre los términos y modalidades de este cese de hostilidades", precisó la Casa Blanca en un comunicado.

Obama subrayó que "la prioridad ahora es asegurar respuestas positivas por parte del régimen sirio y la oposición armada, así como una implementación fiel por todas las partes con el fin de aliviar el sufrimiento del pueblo sirio y galvanizar el proceso liderado por la ONU" para acabar con la guerra.

El acuerdo anunciado hoy por ambos gobiernos establece los términos para un alto al fuego que entraría en vigor la medianoche del sábado 27 de febrero y del que se excluirían los ataques al Estado Islámico (EI) y otras organizaciones terroristas como Jabhat al-Nusra.

El portavoz de la Casa Blanca reconoció que el acuerdo será "difícil de implementar" y que habrá "obstáculos y reveses", pero aseguró que Estados Unidos hará lo posible para llevarlo a término.