• Caracas (Venezuela)

Multimedia

Al instante

galería

Las fronteras olvidadas

Un viaje por el gran sueño de un continente europeo en paz a través de 16.500 kilómetros de fronteras hoy desaparecidas

  • 780x506 Alemania-Austria: unos excursionistas caminan por un sendero en la cuerda de la montaña Zugspitze, la más alta de Alemania (2.962 metros), pero no la más elevada de Austria: el trazado que pisan los alpinistas separa un país del otro | Foto: Agencias
  • 780x506 Hungría-Austria: imagen aérea del paraje de Koszegi, donde se unen Austria y Hungría | Foto: Agencias
  • 780x506 Polonia-Eslovaquia: un hermoso paseo en territorio de nadie entre Lipnica Wielka (Polonia, lado izquierdo) y Zubrohlava (Eslovenia). Por donde solían circular las patrullas fronterizas, hoy queda un trazado de postal, apenas marcado por las huellas de un vehículo | Foto: Agencias
  • 780x506 Suiza-Italia: en este punto de Gobba di Rollin, lo único que recuerda a una frontera es la estacada que avisa a los esquiadores de que, al otro lado (en Italia, de hecho; Suiza queda a este lado de la valla), el descenso resulta peligroso | Foto: Agencias
  • 780x506 Lituania-Letonia: hubo una época en que un cartel indicaba el punto en el que empezaba un país y acababa el otro. Hoy solo queda el palo desnudo en esta playa entre Sventoji (Lituania) y Rucava (Letonia). Ambos países son territorio Schengen desde 2004 | Foto: Agencias
  • 780x506 Francia-España:puede que se trate de una roca o de los restos de una construcción ya olvidada. El fotógrafo Valerio Vincenzo dice que era imposible saberlo. Pero marca el punto en que se unen tierras francesas y españolas al borde del Mediterráneo, en Cerbere | Foto: Agencias
  • 780x506 Portugal-España:un mojón caído recuerda una de las fronteras más ancianas del Viejo Continente, la que separa Portugal de España. A cada lado quedan las tierras roturadas de Campo Maior (izquierda) y Badajoz. El acabado es casi idéntico | Foto: Agencias
  • 780x506 Polonia-República Checa: Polonia (a este lado de la imagen) y la República Checa (al fondo) quedan hoy unidas por este sendero de la amistad, cerca de Szrenica | Foto: Agencias
  • 780x506 Italia-Francia La frontera italo-francesa, solo apreciable en la pintura de la vieja aduana y el salto en el asfalto de la carretera D124, al este de Menton (Costa Azul)
  • 780x506 Alemania-Austria: la arboleda se encuentra en territorio alemán, pero la casita de la colina de enfrente ya es Jungholz, un curioso enclave austriaco conectado al resto del país por un único punto | Foto: Agencias
  • 780x506 Alemania-República Checa: una vieja garita fronteriza cerca de Hermannsreuth, donde la hierba se ha comido la carretera | Foto: Agencias
  • 780x506 Francia-Suiza: un punto amarillo es la única pista que indica la línea entre Francia (izquierda) y Suiza, en la carretera D10, al sur de Pfetterhouse (Alsacia) | Foto: Agencias
  • 780x506 Alemania-Suiza: la terraza del restaurante Waldheim, en Busingen. Allí se puede elegir país para comer o para pagar | Foto: Agencias
  • 780x506 Bélgica-Países Bajos: las cruces marcan el paso entre Bélgica y los Países Bajos en Baarle, un pueblo belga rodeado de territorio holandés en el que las fronteras culebrean por el suelo | Foto: Agencias
  • 780x506 Alemania-Polonia: el río Neisse es este lugar bucólico que separa Alemania (orilla izquierda) de Polonia, una de las penúltimas fronteras de Europa, la Alemania unificada no la reconoció hasta 1990 | Foto: Agencias
  • 780x506 Polonia-Lituania: foto tomada a las puertas de los países bálticos, en el lago Balandis, en cuyas aguas termina Polonia y comienza Lituania; en una línea invisible justo tras los bañistas | Foto: Agencias
  • 780x506 Francia-Alemania: vista de Alemania (al fondo) desde Alsacia (Francia). Una de las lineas más sangrientas del continente, hoy cubierta por el bosque | Foto: Agencias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share: