• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

62 % de los franceses quiere que Hollande deje la presidencia

El presidente francés, François Hollande / AP

El presidente francés, François Hollande / AP

La encuesta se publica dos semanas después del último cambio de Gobierno, en el que Valls permanece como jefe del Ejecutivo, y después de que la expareja de Hollande publicara un libro en el que critica al presidente en el plano personal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 62 % de los franceses quiere que el socialista François Hollande abandone la jefatura del Estado, según una encuesta realizada por el instituto demoscópico Ifop y publicada hoy por un suplemento del diario conservador "Le Figaro".

Casi una cuarta parte de quienes se declaran simpatizantes de los socialistas (23 %) apoya un cambio de presidente, mientras que el dato se dispara entre los votantes conservadores (86 %) y los de extrema derecha (89 %).

El sondeo arroja que el 54 % de los encuestados se contentaría con la disolución de la Asamblea Nacional, mientras que el 41 % se conformaría con un nuevo cambio de primer ministro, puesto que ocupa Manuel Valls desde pasado 31 de marzo.

No obstante, la mayoría de los ciudadanos franceses (61 %) cree que Hollande agotará su mandato y se mantendrá como presidente hasta 2917, frente a una minoría (39 %) que cree que dejará el Palacio del Elíseo antes de las próximas elecciones presidenciales.

La encuesta, realizada entre los pasados 8 y 9 de septiembre sobre una muestra representativa de 1.002 personas interrogadas a través de formularios por internet, muestra también que solo el 3 % de los franceses desea que Hollande mantenga su política actual.

Entre los simpatizantes socialistas, solo el 6 % quiere que Hollande mantenga el rumbo, mientras que el 62 % del conjunto de sus conciudadanos le reclama que tome medidas para que aumente el poder adquisitivo de los hogares y el 29 % que prosiga con la rebaja de impuestos a las empresas y el recorte del gasto público.

La encuesta se publica dos semanas después del último cambio de Gobierno, en el que Valls permanece como jefe del Ejecutivo, y después de que la expareja de Hollande publicara un libro en el que critica al presidente en el plano personal.

Coincide, además, con el anuncio del Gobierno de que Francia no cumplirá con su objetivo de limitar el déficit público por debajo del 3 % hasta 2017, dos años después de lo prometido a la Comisión Europea.

El último sondeo de popularidad de Hollande, publicado ayer, le concede un apoyo del 25 %, diez puntos menos que hace tres meses y menos de la mitad que hace dos años, cuando ganó las elecciones presidenciales con un 51,64 % de los sufragios al conservador Nicolas Sarkozy.