• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La exvicepresidenta de Korean Air será juzgada por el caso de las nueces

Avión de Korean Air  | AP

Avión de Korean Air | AP

La Fiscalía decidió acusar a Cho Hyun-ah de violar las leyes nacionales de seguridad de la aviación y el código penal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La exvicepresidenta de la aerolínea Korean Air, Cho Hyun-ah, fue acusada hoy formalmente y será juzgada por obstruir las normas surcoreanas de seguridad aérea tras expulsar el pasado mes a un sobrecargo de un avión ya en pista, en lo que se conoce como el "caso de las nueces".

La Fiscalía del distrito oeste de Seúl explicó que tras un mes de investigación ha decidido acusar a Cho de violar las leyes nacionales de seguridad de la aviación y el código penal, informó la agencia Yonhap.

Cho, hija mayor del presidente de Korean Air, Cho Yang-ho, fue detenida el 30 de diciembre después de protagonizar una enorme polémica en el país por su decisión de expulsar a un sobrecargo del avión porque una azafata le había servido incorrectamente unas nueces de macadamia.

Los cargos por los que la exejecutiva será juzgada incluyen violaciones de las normas de seguridad de aviación, entre ellas cambiar planes de vuelo y cometer agresiones en un avión, y también coacción e interferencia en la ejecución del deber, según detalló la fiscalía.

Cho, de 40 años, dimitió de su cargo en la aerolínea días después del incidente ocurrido el pasado 5 de diciembre en el aeropuerto JFK de Nueva York.

La exvicepresidenta ordenó suspender el despegue y retrasó en 11 minutos la llegada del avión a Seúl, que llevaba 250 personas a bordo, tras entrar en cólera cuando una azafata le sirvió dentro de una bolsa en vez de un plato el aperitivo.

Según apuntó en su momento el juez, la orden de arresto para Cho Hyun-ah, también conocida como Heather Cho, fue emitida por "la gravedad del asunto" y por "el interés en encubrir los hechos desde el principio" por parte de la cúpula de la compañía.

El caso ha generado una fuerte polémica en Corea del Sur, donde se ha abierto el debate sobre el elevado poder de las familias propietarias de los "chaebol" (grandes conglomerados empresariales como Korean Air, Samsung o Hyundai) que ostentan una gran influencia política y económica en el país asiático.